El sector inmobiliario se fía a los fondos internacionales

stop

China y Rusia son de nuevo los protagonistas del Barcelona Meeting Point

El presidente de BMP, Enrique Lacalle, y el delegado especial de CZFB, Jordi Cornet | ED

21 de octubre de 2013 (16:50 CET)

La 17 edición del Barcelona Meeting Point (BMP) abrirá este miércoles las puertas en Fira Barcelona con una premisa muy clara: el sector inmobiliario de España vive gracias a los fondos internacionales. El presidente del salón, Enrique Lacalle, fía de nuevo el éxito de este año a los 30 inversores de todo el mundo que participarán. Especialmente a chinos y rusos, los más activos en estos momentos que ya han tenido una presencia destacada en las citas anteriores.

Lacalle ha confirmado que, como mínimo, dos fondos orientales pasarán por el recinto de Montjuïc de la capital catalana. La presencia de Rusia será aún más destacada. Ya hay 60 agentes de la propiedad confirmados y la organización no descarta que alguien se apunte a última hora.

Salones específicos

Ambos enclaves son tan importantes en el negocio español que la organización de BMP ha decidido celebrar allí ferias específicas. Como novedad de este año, Lacalle ha anunciado que copiará en China el certamen que celebra en Rusia, el Russian Meeting Point. A su vez, este llegará a la quinta edición.

"Creemos que será muy rentable", ha vaticinado el presiente del salón. La ley de emprendedores es la gran palanca para que los inversores del gigante oriental decidan invertir en el mercado inmobiliario español. Esta norma prevé otorgar el permiso de residencia a los extranjeros que inviertan 500.000 euros o más en una propiedad. A ello, se suma el aliciente de los ciudadanos chinos de poder saltarse los límites respecto a los bienes privados que adquiere una persona que existen en su país.

Sareb

El BMP es también el escenario escogido por la Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) para encontrarse con profesionales inmobiliarios españoles.

Menos participantes

La crisis aún presente en el ladrillo español se refleja otro año más en el número de empresas participantes. Esta edición cuenta con 250 corporaciones, 15 firmas menos que el año pasado.

Mantendrá, eso sí, la oferta de activos del Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB). La institución pública pone este año a la venta una cartera de propiedades entre las que figura superficie comercial de Mollet del Vallès (Barcelona), zona residencial en Marina del Prat Vermell, y residencial y de oficinas en los antiguos cuarteles de Sant Andreu, en la capital catalana. Los representantes del CZFB no han querido desvelar el precio de salida de estos inmuebles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad