El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls. Da un nuevo toque de atención a la clase política. /EFE/Toni Albir

Las elecciones a la Cambra están condenadas a la impugnación

stop

Las discrepancias sobre el sistema de voto (electrónico y por correo) garantizan el conflicto

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls. Da un nuevo toque de atención a la clase política. /EFE/Toni Albir

Barcelona, 18 de octubre de 2018 (04:55 CET)

La consellera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón, todavía no ha convocado las elecciones a las trece cámaras de comercio catalanas, pero ha decretado que se dirimirán mediante el sistema de voto electrónico. Sin embargo, desde distintos frentes empresariales surgen dudas sobre este sistema de voto. Se advierte que las elecciones pueden ser impugnadas por el simple hecho de no contemplar el voto por correo.

Fuentes jurídicas vinculadas a la administración central advierten que la “norma relevante” por lo que concierne a este tipo de elecciones —el real decreto 669/2015— regula el voto por correo y establece que es de aplicación en todas las administraciones públicas y organismos de derecho público, entre los que se incluye a las cámaras de comercio. Por tanto, no se puede privar a sus electores de la posibilidad de ejercer el voto por correo.

El mismo decreta indica que “los electores podrán emitir igualmente su voto por medios electrónicos”, es decir, que se ofrece como una modalidad más pero no como único sistema.

Discrepancias sobre el sistema de voto

Pese a estos argumentos jurídicos, fuentes del Consejo de Cámaras Catalanas consideran que el voto por correo en las elecciones camerales sólo debe aplicarse cuando no sea posible el electrónico. Así lo establece la modificación de la ley catalana de cámaras aprobada por el Parlament el año pasado.

El Consejo de Cámaras Catalanas está ultimando el pliego de condiciones para licitar la implementación de la plataforma de voto electrónico. La licitación se publicará a principios de noviembre y se prevé adjudicar antes de finalizar el año.

En paralelo, la Generalitat licitará la auditoría del proceso de voto electrónico. La conselleria de Empresa de la Generalitat contratará a una empresa especializada para que supervise la legalidad del sistema.

Con motivo del Día de la Cambra que se celebró este jueves, la consejera Chacón confirmó que esta auditoría dará “seguridad jurídica” a las elecciones. Sin embargo, no precisó cuando serán. La prórroga concedida por el Ministerio de Comercio acaba el 31 de marzo. Chacón también anunció que negociarán una reforma de la ley de cámaras catalanas para regular sus funciones.

La polémica por el sistema de voto se centra en la Cambra de Comerç de Barcelona. Tres directivos –Carles Tusquets, Ramon Masià y José María Torres– han anunciado su candidatura para ocupar el puesto de Miquel Valls, que no se presenta a la reelección.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad