Empresarios catalanes de pymes se organizan contra la independencia

stop

ORGANIZACIÓN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas / EFE

30 de noviembre de 2014 (20:56 CET)

El proceso soberanista emprendido por el presidente de la Generalitat, Artur Mas (CiU), está transformando el tablero político, pero también amenaza el statu quo empresarial. El temor a los avances del independentismo es el caldo de cultivo en el que se ha incubado de manera discreta Empresaris de Catalunya (EC), una patronal impulsada con el objetivo de defender los intereses de las pymes frente a la espiral independentista.

La nueva organización sostiene que persigue “dar voz a los empresarios y profesionales de la empresa” a la vez que “alertar de las consecuencias negativas que traería el proceso secesionista catalán para la actividad económica de Cataluña y, en consecuencia, para todos y cada uno de los catalanes”. Esa filosofía será detallada por su junta directiva el próximo 11 de diciembre, día en el que está prevista su presentación en sociedad. El debut se hará mediante un acto a modo de puesta de largo en el hotel Meliá Sarriá de Barcelona. Prevén reunir a más de 300 empresarios de diferentes sectores de actividad.

Constituidos los órganos de gobierno

Detrás de la nueva asociación está Mariano Ganduxer, actual vocal de Societat Civil Catalana, que por motivos de salud ha cedido el timón a José Bou, vicepresidente primero y actual presidente en funciones. Junto a estos dos empresarios se encuentran José Miguel Contreras --como secretario general--, Ramón Romagosa, Ferran Brunet, Enrique Saegner y Sergio Martínez, así como un grupo de catedráticos de la escuela de negocios IESE.

Todos ellos son empresarios, directivos y profesionales liberales que aspiran a “defender a las empresas en Cataluña y dar batalla al separatismo”, como explica Bou a Economía Digital. Este empresario, presidente de la compañía de bollería Jaime Bou y de Bahía Franc, dedicada a la promoción de obra privada, asegura que los miembros de la nueva patronal se distinguen por que “no son palmeros de Mas” y confían en el Gobierno central. “Mariano Rajoy –asegura– es el que cumple con la ley, y el señor Mas el que se la salta”.

Vínculos con PP, C’s y Societat Civil Catalana

En sus filas hay miembros y personas próximas al Partido Popular (PP), Ciutadans (C's) y Societat Civil Catalana, entidad con la que Bou asegura que comparten un “vínculo moral”, pero desde la independencia de “cualquier órgano de poder ya sea político o empresarial”.

El presidente ejecutivo de la asociación reconoce que para resolver el conflicto político existente son necesarios cambios, como modificar la Constitución española y mejorar la financiación autonómica. Sostiene, sin embargo, que hacerlo ahora, en la actual situación económica y política, “sería un suicidio”.

Bou: “Catalanes, pero no catalanistas”

Los primeros integrantes de la nueva asociación son empresarios “catalanes pero no catalanistas”, según relatan, unidos en la intención de plantar cara a la hoja de ruta anunciada por Artur Mas, un presidente que a su juicio sólo gobierna para una tercera parte de la sociedad catalana saltándose la legalidad. “Nunca se ha visto que desde el poder se quiera luchar contra el poder”, subraya Bou.

“Hay miedo entre los empresarios por si pierden un contrato con la Administración”, asegura el representante de Empresaris Catalans, un hecho que convierte a muchas empresas, sobre todo las de mayor tamaño, en “gigantes con pies de barro”. En ese contexto consideran que sus negocios e intereses empresariales no están bien representados por patronales como Pimec o la Cecot, más próximas a la causa soberanista en sus bases, ni en Foment del Treball y su filial Fepyme, pese al progresivo distanciamiento de esta organización de los postulados del presidente catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad