Enrique Tomás lanza Origin, la nueva marca para seducir al turista

stop

La compañía abrirá dos nuevas tiendas en los aeropuertos de Barajas y Luton bajo la nueva enseña, que prevé expandir en el futuro

Una de las tiendas de Enrique Tomás.

Barcelona, 19 de mayo de 2016 (01:00 CET)

Es el rey del sector en Cataluña. Bajo la máxima de vender el jamón al precio que realmente cuesta, Enrique Tomás ha conseguido asentar nu imperio en Barcelona. Mientras consolida la apuesta en Madrid y da los primeros pasos en Londres, la compañía se prepara para distribuir sus productos hasta en los cielos. La firma ultima el lanzamiento de una nueva enseña para instaurarse en los aeropuertos: Origin by Enrique Tomás.

La sociedad se encuentra a punto de cerrar con Aena el contrato para abrir una de sus tiendas en la T4 del aeropuerto Madrid-Barajas. Rodeado de marcas de lujo como Burberry y Loewe, el empresario se ha adjudicado un local de unos 40 metros cuadrados para que los turistas "prueben el mejor jamón de España por un importe justo".

Lista para el verano

Según explica un portavoz de la empresa, "la apertura está prevista para este mismo verano". Enrique Tomás dotará al recinto de iPads y avances tecnológicos para explicar la oferta existente de forma interactiva. El cartel se adaptará durante el tiempo, pero dará la opción de probar las diferentes procedencias del producto. Todo servido por un equipo entrenado "para trabajar en este tipo de entornos", puntualiza.

El establecimiento llega para solucionar los problemas de permanencia que tiene la zona de la terminal, que muchas veces se convierte en simplemente una zona de paso. Para ello, ofrecerá su tradicional gama de servicios: Tienda, restaurante "y casi una exposición", señalan. "Otro de los rasgos de nuestro negocio aeroportuario será la cercanía con el corte, el público al que nos dirigimos no necesita mesas", avanza. 

La meta es tener la certeza que al menos una vez durante su estancia los turistas podrán "probar un buen jamón sin sentirse estafados, sin tener que pagar una barbaridad por el producto".

Expansión británica

Tras colgar sus paletillas en los escaparates de media Barcelona y Madrid -también están en Zaragoza y Palma de Mallorca-, la jamonería ha puesto sus ojos en Londres. Y la expansión también pasa por los aeropuertos, en este caso el de Luton. Propiedad de Aena desde 2014, el gestor semipúblico prepara una renovación de la base y quiere colocar allí el producto español por antonomasia.

El aeródromo británico sufrirá un revolcón. Actualmente están construyendo una nueva terminal y, una vez finalizadas las obras, se pretende remodelar por completo la actual. Se diseñará para que el viajero recorra los espacios comerciales y acabe en la zona de restauración. Origin by Enrique Tomás también se ha adjudicado uno de los locales.

"En este caso, la inauguración está prevista en noviembre", emplazan desde la empresa. La idea en las islas es la de "prácticamente crear un museo del pernil". Un amplio catálogo que incluirá tanto jamón de cerdo blanco, ibérico o de bellota, entre otros. 

De L'Hospitalet al mundo

Si bien ya trabaja con una perspectiva global, hace sólo 14 años Enrique Tomás abría su primera tienda propia en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). El ascenso ha sido meteórico y en 2015 facturó 65 millones de euros. Siempre con fondos propios ha explicado en diversas entrevistas, el objetivo es ahora expandirse alrededor del planeta.

Varios destinos se han puesto en el entrecejo del empresario. Milán, París y Berlín en Europa podrían seguir una estrategia similar al desembarco en Londres. Sin embargo, las miras van más allá del Viejo Continente: Hong Kong y Manila (Filipinas) también aparecen marcadas en rojo en el futuro de la cadena.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad