Ericsson se fija en Abengoa para crecer en fibra óptica en España

stop

Abentel, cliente casi exclusivo de Telefónica, permitiría al gigante sueco competir con Alcatel y los chinos Huawei y ZTE

Protesta de los técnicos de Telefónica

Madrid, 08 de febrero de 2016 (09:50 CET)

A río revuelto, ganancias de pescadores. La situación preconcursal en la que está inmersa la multinacional sevillana Abengoa y la venta de activos no estratégicos incluida en su plan de viabilidad han puesto en alerta a grandes corporaciones, de cara a quedarse con algunos de estos activos.

Abentel es una de estas filiales, también en preconcurso de acreedores, sobre la que, según publica Expansión, existe interés. En concreto, de la multinacional sueca Ericsson, que se ha fijado en la empresa dedicada a la instalación de redes para reforzar su presencia en el negocio fijo en España, pero sobre todo en el mercado de redes de fibra óptica, copado por Alcatel y los chinos ZTE y Huawei

500 empleados

Depende orgánicamente de Abeinsa –la principal filial de ingeniería y construcción de Abengoa–, y cuenta con una plantilla de unos 500 empleados, que en 2014 facturó 74 millones de euros, en su mayoría procedentes de Telefónica –su principal cliente–, lo que le permitió lograr un un beneficio de dos millones.

No obstante, a 31 de diciembre de 2014, Abentel presentaba un fondo de maniobra negativo de 39,7 millones debido a que tiene créditos con Abengoa por importe de 43,5 millones. Además, la filial es uno de los garantes solidarios de varias emisiones de bonos emitidas por la multinacional sevillana.

El pasado año, Telefónica firmó con Abentel y con otras contratas, como Elecnor, Cobra y Telecom, un contrato para ampliar hasta el 30 de abril de 2017 –prorrogable por un año– el acuerdo para la instalación y mantenimiento de equipos, infraestructuras y redes de telecomunicaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad