Eroski contiene los números rojos en los seis primeros meses del año

stop

La compañía reduce un 34% las pérdidas hasta los 31,9 millones gracias a la caída de sus gastos financieros

El presidente de Eroski, Agustín Markaide

30 de septiembre de 2014 (13:16 CET)

Eroski ha conseguido encarrilar su futuro durante el primer semestre del año. El grupo ha cerrado las cuentas de la primera mitad del ejercicio con el acuerdo de la reestructuración financiera bajo el brazo y una reducción de los números rojos. La cooperativa que preside Agustín Markaide ha contenido las pérdidas un 34% hasta los 31,9 millones de euros.

La compañía sostiene que el corcho con el que ha conseguido taponar la herida ha sido la reducción de los gastos financieros, que disminuyeron un 14% en el primer semestre. Por su parte, la facturación cayó el 2,7% hasta alcanzar los 3.201 millones de euros.

Disminuyen los gastos administrativos

Con todo, el ebitda --resultado antes de impuestos--, alcanzó los 103,7 millones “fruto del mayor dinamismo de las líneas de negocio y la disminución de los gastos administrativos en 47,8 millones”, ha puntualizado la cooperativa.

El pasado agosto, Eroski selló el acuerdo con la banca acreedora de refinanciación de un pasivo que asciende a los 2.605 millones hasta 2019. Tras el pacto, Eroski encara un 2014 de “transición”, en palabras de Markaide para afrontar los retos futuros con una situación más rentable en las que el modelo contigo –productos frescos locales y con más vinculación con el cliente-- cobra una especial relevancia.

Red de 2.069 establecimientos

Al término del primer semestre, Eroski tenía 40 tiendas, los siete hipermercados y los 33 supermercados, en los que se ha invertido 17 millones y han permitido crear 266 puestos de trabajo. En total, la red comercial alcanza los 2.069 establecimientos y 22 plataformas logísticas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad