Eroski desinfla los precios por la llegada de Mercadona al País Vasco

stop

La cadena de distribución ofrece hasta 15% de descuento a los clientes fieles para evitar la estampida

Un establecimiento Mercadona en Vitoria.

03 de noviembre de 2014 (21:07 CET)

La cadena Eroski, que ha gozado de un dominio absoluto en los supermercados del País Vasco, ha reaccionado ante la llegada de su primer competidor de peligro. Mercadona, que abrió sus puertas en Vitoria con largas colas de consumidores con carro en mano frente a sus puertas, ha motivado una nueva política de precios en la cadena vasca.

Eroski ha anunciado una nueva política de precios a sus clientes que incluyen ofertas de hasta el 15% de los precios actuales, una medida que significa dejar de ingresar unos 100 millones de euros anuales, según los cálculos de la compañía. Pero el recorte de precios no estará disponible para todos los consumidores. La cadena de distribución ha anunciado una tarjeta de fidelidad que incluye descuentos en 2.500 productos pero sólo disponibles para los clientes que se hagan con la nueva tarjeta Club Eroski.

Marcando terreno


La novedad comercial no es menor. El equipo de márketing de Eroski en Elorrio (Vizcaya) ha trabajado en los últimos meses para un lanzamiento comercial capaz de frenar al enemigo que entra en casa, donde disfruta de un dominio absoluto: cuenta con 300 establecimientos en Euskadi, muy por encima de los 180 de Covirán, los 42 de Simply o los 26 de Carrefour.

El desarrollo del nuevo producto se había guardado como un secreto industrial de primer nivel. Vencer a Mercadona en el feudo de Eroski será vital para una compañía que ha perdido esa misma batalla en el resto de España. Eroski diseñó el año pasado una política de precios en las que devolvía la diferencia de precio que cobraba de más en comparación con los precios de Mercadona en una polémica promoción comercial bautizada como El Comparador. La empresa, que se vio obligada a refinanciar su deuda de 2.600 millones de euros el pasado verano, considera que no puede perder más cuota de mercado.

La promoción va unida a otras ofertas como descuentos personalizados y puntos acumulados y también irá acompañada de un progresivo cambio de decoración de las tiendas. Los supermercados, fundados en 1969 también deberán parecer novedosos a partir de ahora.

Bajo perfil


El gobierno vasco, en manos del Partido Nacionalista Vasco, PNV, ha advertido a la cadena de supermercados que deberá dar prioridad a la calidad de los productos pero, sobre todo, a los productores locales. Mercadona quita hierro a su entrada en el País Vasco y asegura que sólo abrirá 25 locales en seis años, una minucia en comparación con los 300 establecimientos de su competidor. La cadena de Juan Roig --que no hace ofertas ni planes de fidelización porque compite constantemente con precios bajos-- ha asegurado que garantizará 150 millones de euros en compras a productores locales. Los proveedores locales aportan a Mercadona principalmente pescado, leche y sopas de sobre.

Las dificultades que arrastra Eroski desde la adquisición de Caprabo en 2007 han ocasionado una reducción constante de plantilla. Las cadenas de supermercados compiten con fiereza en un mercado que pierde población y que este año fue afectado por una marcada deflación, sobre todo en el sector de frutas y verduras, una situación que pone en peligro las inversiones y el mantenimiento de la plantilla. Eroski ha suprimido unos mil puestos de trabajo este año en toda España para quedarse con una plantilla de 36.000 trabajadores. Desde la adquisición de Caprabo en 2007, la cadena ha recortado un total de 16.000 puestos de trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad