¿Es usted 'objetivo número 1' de Hacienda?

stop

IMPUESTOS

Javier Carrasco

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro junto al ministro de Defensa, Pedro Morenés, en el Congreso de los Diputados donde se ha convalidado la reforma financiera
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro junto al ministro de Defensa, Pedro Morenés, en el Congreso de los Diputados donde se ha convalidado la reforma financiera

08 de noviembre de 2012 (00:48 CET)

¿Se ha preguntado alguna vez si es objetivo prioritario de Hacienda? La Agencia Tributaria inició en la primavera pasada una campaña para atajar la economía sumergida en determinados colectivos. En su punto de mira siguen estando las empresas y profesionales que emiten facturas falsas; los extranjeros residentes que no pagan impuestos; quienes deberían acogerse a los módulos y no lo hacen, y los propietarios que alquilan viviendas sin declararlas al Fisco. Hacienda presume del "éxito" de sus controles en comunidades como la valenciana.

La Agencia Tributaria habrá realizado 12.000 visitas a empresas y particulares en toda España a final de año, cuando la campaña antes mencionada concluya. Sin aportar datos concretos, el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda resalta que esta iniciativa ha sido muy eficaz en la Comunitat Valenciana, con una economía volcada en el sector servicios, especialmente en la hostelería y el turismo, según afirman fuentes de la Agencia Tributaria.

Una de las líneas de actuación es detectar el fraude fiscal en empresas o profesionales que emiten facturas falsas. Los agentes tributarios se personan en sus domicilios y les piden información sobre el número de trabajadores, los libros de registro y las facturas más recientes, entre otras cuestiones.

Si Hacienda ve indicios de irregularidades en estas visitas, les incluyen en un plan de inspección. "Estamos contentos por los resultados obtenidos. Más que un efecto recaudatorio perseguimos que sea disuasorio", añaden las mismas fuentes.

Alquileres sumergidos

Otro de los objetivos de esta campaña es descubrir a aquellas empresas que trabajan en la economía sumergida y que deberían tributar, dadas sus característas, por módulos y no lo hacen. Suelen ser pequeñas empresas. De las visitas de la Agencia Tributaria no se salvan tampoco los propietarios de inmuebles que los alquilan sin declararlos. En estos casos, funcionarios de Hacienda se ponen en contacto con los inquilinos para desvelar el fraude de los arrendadores.

Quienes han declarado una vivienda costera como primera residencia y no lo es en realidad deben tener también cuidado porque Hacienda puede estar pisándoles los talones. Al propietario le interesa esta argucia porque se acoge a la deducción por vivienda y así evita pagar por imputación de rentas, cosa que ocurre cuando se tiene una segunda residencia que no está alquilada. Como es natural, las visitas de los funcionarios nunca se hacen en periodo estival sino antes o después, como sucede ahora.

Población foránea

Los extranjeros tampoco escapan al control de Hacienda. "Algunos no pagan impuestos ni aquí ni en su países de origen. A cada país le venden que paga en el otro", afirman fuentes de la Agencia Tributaria. La Comunitat es una de las regiones con más población residente foránea. De ahí que Hacienda la siga más de cerca que otras autonomías.

Para descubrir al extranjero que defrauda, la Administración central echa mano de la Directiva Europea de Fiscalidad del Ahorro y de los convenios tributarios firmados con estados miembros.

Un 17,4% más de ingresos por IVA

Al margen de la campaña para atajar la economía sumergida, la Agencia Tributaria se felicita de que ya se note el incremento de ingresos por la subida de tipos del IVA. Así, en septiembre Hacienda recaudó 291 millones en la Comunitat por este concepto, lo que supone un aumento del 17,4% respecto al mismo mes del año pasado. Esa subida es superior en cinco puntos a la media nacional ( 12,1%).

Sin embargo, en el periodo acumulado, de enero a septiembre de este año, se registra aún una caída del 12,2% en los ingresos por IVA en la Comunitat, al situarse en 2.400 milones de euros. En toda España, la cifra fue de 36.100 millones, con un descenso del 5,3%.

En referencia a las inspecciones practicadas a raíz de denuncias, la Agencia Tributaria no ofrece el dato autonómico de la Comunitat (en toda España han crecido un 50% este año), pero sí precisa que los chivatazos son "cada vez de mayor calidad, con datos más ciertos".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad