FCC logra 55 millones de beneficio por la aportación de Realia

stop

La inmobiliaria, tras la quita de deuda, contribuye con 45 de los 73 millones que llegan de las empresas participadas

El empresario mexicano Carlos Slim, principal accionista de FCC

Madrid, 29 de julio de 2016 (09:09 CET)

FCC, el grupo de construcción y servicios controlado por el magnate mexicano Carlos Slim, obtuvo un beneficio de 55 millones al cierre de junio de 2016, frente a las pérdidas de 11,9 millones de 2015.

Mejora basada en una mayor rentabilidad de los negocios con una importante reducción de costes y, sobre todo, en la aportación de empresas participadas y en el efecto positivo de la subasta holandesa de llamado tramo B de deuda. 

Aportación de Realia

En el caso de las participadas, su contribución alcanza los 72,8 millones de euros y recoge principalmente el resultado de la quita acordada con las entidades financieras en Realia, quepermite una contribución de la inmobiliaria de 44,8 millones de euros, así como el cobro de dividendo por 16,4 millones de euros correspondiente a la participación en una empresa de energía renovable.

El capítulo de extraordinarios se completa con la venta de la participación del 10% en el metro de Málaga por 28 millones de euros. Esta operación se suma al primer cobro por 83,8 millones de euros obtenido en el primer trimestre del año por la venta del 50% de Globalvía, con lo que resta para febrero de 2017 alrededor de 127 millones de euros. 

Los ingresos se reducen en el primer semestre un 8,7% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 2.888 millones de euros, en gran medida por la menor actividad de la construcción en España. 

1.120 millones menos de deuda en 2016

La deuda financiera se reduce en 1.069,9 millones, lo que supone un 19,5% frente a la cifra de inicio de año hasta situarse en 4.404 millones de euros. Esta reducción se debe al efecto de la ampliación de capital completada en marzo pasado junto con la contención de los gastos, el control de las inversiones, la venta de participadas, el cobro de anticipo por la puesta en marcha de una planta de tratamiento de residuos y las medidas de gestión tomadas para preservar y mejorar la generación de caja. 

El resultado bruto de explotación (ebitda) aumenta un 1,3%, hasta los 374,6 millones de euros con ganancia de rentabilidad en todas las áreas de negocio y una importante reducción en los gastos de estructura y administración con una contribución neta de los servicios corporativosde 6,2 millones de euros en el semestre frente a las pérdidas de 11 millones de euros de 2015.

Por su parte, las actividades medioambientales (servicios, gestión de residuos y agua)continúan como principal soporte del ebitda, con el 84,3% del total. El saldo de cartera de ingresos alcanza los 31.497 millones de euros a 30 de junio pasado, ligeramente por debajo del registrado al cierre del primer semestre del pasado año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad