Fergo Aisa: liquidación y embargo de bienes

stop

La juez mercantil sentencia a la inmobiliaria con 250 millones de euros de deuda

13 de diciembre de 2013 (20:29 CET)

La historia de Fergo Aisa se ha resuelto sin sorpresas. La juez mercantil encargada de supervisar el concurso de acreedores de la inmobiliaria ha decretado la liquidación de ésta. La magistrada abrirá en los próximos días el procedimiento de subasta de activos. Fuentes judiciales apuntan a que ya se existen diversos interesados.

El enorme agujero que deja la inmobiliaria, de unos 250 millones de euros no ha pasado inadvertido para la titular del juzgado mercantil número 5 de Barcelona, Nuria Lefort, y para los administradores concursales, Antonia Magdaleno y Leopoldo Pons. A petición de estos últimos, se ha procedido a embargar a todo el consejo de administración, presidido por el empresario Carlos Hernández.

El concurso


Fergo Aisa entró en concurso de acreedores a principios de julio. La dirección decidió aceptar el proceso instado por un ex directivo de la época de Ginés Marfiá, Juan Bautista Fernández, que reclamaba 576.274 euros. También había otra reclamación de 127.051 euros.

La inmobiliaria había coqueteado con el concurso en anteriores ocasiones aunque jamás los llegó a consumar. La última vez tuvo lugar en diciembre del año pasado, cuando logró cerrar un acuerdo con sus acreedores después de que la consultora CB Richard Ellis le instase el concurso. La inmobiliaria esbozó un plan de pagos para enfrentarse a los más de 400 millones de euros de pasivo que acumulaba.

La primera vez tuvo lugar en 2011. La compañía se vio obligada a batallar ante el proceso iniciado por CatalunyaCaixa.

Cuentas

La firma no ha presentado las cuentas correspondientes al cierre del pasado ejercicio. Hasta septiembre, acumulaba pérdidas de casi 55 millones de euros y una deuda financiera reducida a 318 millones tras la venta de algunas filiales.

El futuro de la inmobiliaria se decidirá en las próximas semanas. Por lo tiempos necesarios para recoger ofertas y proceder a la subasta es probable que el concurso no se acabé de resolver hasta principios del año que viene.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad