Salvador Alemany, presidente de Abertis, en la junta de la compañía en Madrid. Foto: Abertis

Florentino Pérez ultima la compra de Abertis con el aval de la CNMV

stop

Florentino Pérez (ACS) y Giovanni Castellucci (Atlantia) pulen el acuerdo para controlar Abertis con una sociedad conjunta

Xavier Alegret

Economía Digital

Salvador Alemany, presidente de Abertis, en la junta de la compañía en Madrid. Foto: Abertis

Madrid, 14 de marzo de 2018 (04:55 CET)

“Se ha negociado en Roma, en Milán, en Londres, en Alemania… y también en el palco del Bernabéu”. Esta queja, expresada por un accionista de Abertis, era ampliamente compartida entre los minoritarios de Abertis que asistieron a la junta de este martes. La sensación de que se vende algo que no era necesario vender, de que se decide en ambientes alejados de los intereses de los accionistas y de su inminencia era generalizada.

Dejando a un lado la alusión a Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid, y el papel de algunos políticos, especialmente Álvaro Nadal, en las opas sobre Abertis, el futuro de la concesionaria se negociaba a contrarreloj entre ACS, representada por el consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes, y Atlantia, con Giovanni Castellucci a la cabeza. Y parece que su pacto ya cuenta con el aval, al menos a priori, de la CNMV.

Según informó Reuters, este mismo martes ya habrían llegado a un acuerdo en lo esencial. ACS y Atlantia crearán una sociedad conjunta en la que la compañía controlada por la familia Benetton será el socio industrial y tendrá la mayoría del accionariado, aunque de forma muy equilibrada: el 50,01% de las acciones. El grupo italiano nombrará al consejero delegado, el hombre fuerte en la gestión, y el español al presidente. La sede continuará en Madrid.

Las fuentes consultadas por Economía Digital aseguraron que el acuerdo era muy cercano pero no confirmaron si se había cerrado. Las compañías tampoco informaron este martes a la CNMV de ningún acuerdo. Lo cierto es que el lunes, como explicó este medio, Abertis y La Caixa ya daban por hecho que el acuerdo se cerraría esta semana. El mismo lunes, las partes se dieron un día más con una estrategia poco habitual: decidieron no encender el reloj de la guerra de opas.

Atlantia controlará algo más de la mitad de la sociedad conjunta con ACS para gestionar Abertis

El lunes, la CNMV aprobó la opa de Hochtief sobre Abertis, que servirá de base para la oferta conjunta. Esta decisión supone que empiece a correr el periodo de aceptación, de 30 días naturales. Es el pistoletazo de salida para todo: retiradas, mejoras, adendas, posicionamientos de los accionistas, ordenes de venta, canjes, etc. Pero hay un trámite que hay que cumplir, y que habitualmente se hace al día siguiente, pero que esta vez no se ha hecho.

Para que empiecen a contar los 30 días, el opante tiene que publicar en un diario de papel el anuncio de la aprobación del folleto de la opa, algo que en condiciones normales, Hochtief, filial alemana de ACS, habría hecho este mismo martes. Pero no lo hizo. No es ilegal, sólo poco común: tiene cinco días para hacerlo. El objetivo era claro: ganar tiempo para negociar sin presiones, sin que arranque el reloj de la opa. Lo pondrán en marcha cuando el acuerdo se ratifique.

El día extra fue fructífero. Ahora lo que se prevé es que los consejos de administración de ambas empresas aprueben los acuerdos, tras lo que se someterán a los reguladores. Entonces, Atlantia retirará su primera oferta, ya obsoleta, para terminar sumándose a la de Hochtief, que tendrá que sufrir muchas modificaciones, como los ofertantes, las condiciones, la financiación, etc.

La CNMV se muestra abierta a aceptar un acuerdo entre ACS y Atlantia por Abertis e ignora a los fondos

El acuerdo tendrá que pasar otra vez por los reguladores, tanto del mercado como de la competencia. De hecho, existían dudas sobre si el pacto violentaría la ley de opas. Algunos fondos que compraron acciones recientemente, especulando con una guerra de opas, y que saldrán perdiendo con el acuerdo, empezaron a moverse y se pusieron en contacto con la CNMV para mostrar sus dudas sobre el acuerdo

Según publicó Expansión, el regulador despejó dudas y les dijo que no tenían nada que hacer porque todo era legal. De ser cierto, sería cuanto menos llamativo, puesto que el acuerdo no estaba cerrado y la CNMV no conoce los detalles del mismo, al menos de forma oficial. Parece que Sebastián Albella no quiere más dolores de cabeza con las opas de Abertis.

Públicamente, el propio presidente de la CNMV aseguró este martes que están “a la espera de novedades” y que cuando éstas lleguen, las examinarán y decidirán. Pese a este discurso plano, terminó defendiendo la legalidad de un posible acuerdo: “Todo esto es esencialmente un tema privado, una oferta de compra de acciones. En principio, siempre que se respeten las reglas son posibles los acuerdos”.

Alemany: “El accionista de Abertis ya ha ganado”

Mientras ACS y Atlantia ultimaban las negociaciones, Abertis vivió este martes una jornada complicada en Madrid. En el ambiente flotaba una sensación de hasta aquí hemos llegado que enrareció la junta. La concesionaria y su presidente, Salvador Alemany, sabían que dependían de las conversaciones y poco o nada podían decir a los accionistas molestos con la venta y la poca información que tenían de la misma.

A los accionistas que esperaban una guerra de opas, les dijo que pase lo que pase, ya han ganado. “La gente me pregunta y es muy difícil aconsejar. Lo que sí se puede decir es que el accionista ya ha ganado. Lo que queda saber es si ganará un poquito más o no”.  Alemany si admitió compartir el “dolor” de los accionistas apenados por la previsible pérdida de la compañía.

Hemeroteca

Abertis
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad