Fotoprix cae en la bancarrota

stop

La cadena de fotografía consiguió un acuerdo con la banca el año pasado, pero las deudas con Hacienda y el estancamiento de la actividad la han llevado a la liquidación

Una tienda de Fotoprix

Barcelona, 08 de febrero de 2017 (05:00 CET)

Poco le ha durado la alegría a Porfirio González, fundador y propietario de Fotoprix. Tras dos años en concurso de acreedores, la cadena de fotografía llegó el año pasado a un acuerdo con la banca para salir del agujero. Pero no ha podido salir de él. Las deudas con Hacienda y el estancamiento de la actividad han terminado por llevarla a la liquidación.

Fotoprix ha vuelto a presentar concurso de acreedores en el juzgado de lo mercantil número 10 de Barcelona, y esta vez de liquidación, según la documentación a la que ha tenido acceso Economía Digital. Ha sido la propia empresa la que lo ha solicitado, forzada por no poder cumplir con el convenio que firmó con sus acreedores en junio de 2016.  

Según las fuentes consultadas por este medio, habría sido Hacienda quien habría desencadenado la liquidación de Fotoprix. La Agencia Tributaria ha evitado valorar esta información y ha asegurado que no puede hablar de casos concretos por un asunto de confidencialidad.

Pese a que llegó a un acuerdo con la mayoría de sus acreedores y consiguió el apoyo del 65% al convenio de salida del concurso, quedó un escollo: los créditos privilegiados, que se negocian aparte. Las negociaciones con Hacienda se encallaron, ya que no aceptó la quita del 50% aplicada a la banca.  

En diciembre, después de no entenderse con Fotoprix, Hacienda optó por embargar las cuentas de la compañía para cobrar la deuda, lo que terminó llevando a la compañía a la liquidación, según explicaron varias fuentes. Además, añadieron, la empresa tampoco estaba en condiciones de cumplir con los primeros pagos con la banca.  

A pesar de haber salido inicialmente del concurso, la situación de Fotoprix no había mejorado. Continuaba pagando tarde la nómina a su plantilla y habín cerrado alguna tienda más, narraron las mismas fuentes a Economía Digital.  

Venta o cierre  

Ahora hay dos opciones para Fotoprix: la venta, probablemente parcial, o el cierre. Algunos de los activos de la empresa ya generaron interés durante el anterior concurso, pero difícilmente se vendería toda la empresa. La web y algunas tiendas podrían tener valor y habría candidatos a quedárselos.  

De esta manera, se salvaría parte de la plantilla de Fotoprix, de unas 140 personas. La alternativa, el cierre, terminaría con la que fuera cadena de revelado líder en España, llegando a las 300 tiendas y 700 empleados. Actualmente tiene unas 60 tiendas, algunas de ellas franquicias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad