Gay de Montellà a Mas: “Hay que aprobar ya los presupuestos de 2014”

stop

REACCIÓN EMPRESARIAL

28 de septiembre de 2013 (14:00 CET)

El presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà ha vivido una semana intensa. La patronal decidió el miércoles, a través de una Junta extraordinaria, adherirse al documento sobre el derecho a decidir elaborado por el ex presidente del Parlament, Joan Rigol, Pero Foment, en cambio, no ha querido sumarse al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir. Las prioridades, para el empresariado catalán, son otras.

Y Gay de Montellà reclama al Govern de Artur Mas que se centre en la aprobación de los presupuestos: “Hay que aprobar ya los presupuestos de 2014, es necesario ofrecer esa imagen de normalidad institucional”, ha asegurado este sábado en el programa Converses de la Cadena Cope.

Rechazo a una "anomalía"

El objetivo de Foment es que el Govern pueda aprobar cuanto antes las cuentas del próximo año, después de que hubiera recibido garantías, según Gay de Montellà, de que se iban a aprobar los presupuestos de 2013. “Se nos dijo que sería en febrero, después en mayo...y han ido pasando los meses hasta la decisión de prorrogarlos, pero para 2014 deberíamos tener presupuestos”, ha añadido, dejando claro que es una de las pocas “exigencias” que la patronal entiende que debe realizar. “Es una anomalía no tenerlos”, ha insistido Gay de Montellà.

Pero el jefe de la patronal ha analizado también el “posicionamiento” respecto al derecho a decidir. “Se trató de una reunión muy rápida, y todos lo tuvieron claro. La idea es que a Foment “no le corresponde sumarse a una plataforma que tiene un claro componente político”, asegura Gay de Montellà respecto a la negativa a formar parte del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir. En cambio, Foment si se sumó al documento de Rigol que deja claras dos cuestiones: el derecho a decidir no implica una posición favorable a la independencia, y la consulta sólo se realizará si tiene una cobertura legal.

Pacto fiscal en la consulta

Respecto a esa cuestión, Foment no se podrá librar fácilmente. Es decir, la consulta es ahora mismo el centro del debate en la agenda política catalana. Y existe un acuerdo, formalizado en el Parlament este viernes, entre CiU, ERC, ICV y la CUP para fijar la fecha y la pregunta de la consulta antes de que acabe el año. Gay de Montellà no ha dejado de lado esa realidad, pero entiende que “cuando se fije la consulta los empresarios responderán individualmente, pero no lo haremos de forma colectiva, porque Foment no debe entrar en ello”.

Eso sí, el presidente de la patronal cree que “se debería reflejar la petición sobre el pacto fiscal”, el verdadero objetivo del empresariado catalán. Con esa afirmación da pie a que la consulta pudiera contar con varias preguntas, rechazando que se reduzca a una respuesta binaria, de sí o no a la independencia. De hecho, esa es la vía que trata de explorar el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, y que secunda una buena parte del colectivo empresarial.

Reunión con los cónsules

Gay de Montellà se ha referido a iniciativas de Foment, como la convocatoria de una reunión con el cuerpo consular en Barcelona. Hasta 48 cónsules se reunieron en la sede de la patronal el pasado miércoles, interesándose por el proceso soberanista y por la realidad económica de Catalunya. “Fue muy positiva, y se tratará de repetir, porque los diplomáticos son en los últimos tiempos más economistas que otra cosa y quieren potenciar los lazos económicos”.

Pero es evidente que el proceso soberanista crea incertidumbres y reacciones sobre posibles boicots, en todas direcciones. Gay de Montella, sin embargo, ha asegurado en la cadena Cope que las relaciones con empresarios en Madrid “son absolutamente normales”, y que sólo existe una minoría, “cuatro voces”, que albergan la idea del boicot comercial. “Yo lo explico en la CEOE, y en todos los foros a los que voy, y esto debe seguir así, en un clima de normalidad, porque los empresarios catalanes siguen teniendo prestigio por su trabajo, por sus productos”, añade, insistiendo en que hay que dejar que cada uno mantenga su papel.

Respecto a su propio futuro, Gay de Montellà ha asegurado que no sabe que hará en 2014, año de elecciones en Foment. Pero que si se presenta lo haría por un único mandato más.

Como casi todo en Catalunya, sucederá en 2014.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad