Imagen de archivo de un laboratorio de Grifols./ EFE

Grifols comienza la fase III de su plasma hiperinmune combinado con Remdesivir

stop

Grifols inicia los ensayos clínicos en fase III de su tratamiento con inmunoglobulina hiperinmune para prevenir y curar el coronavirus

Madrid, 09 de octubre de 2020 (12:16 CET)

Grifols cada vez está más cerca de una terapia que podría proporcionar inmunización pasiva y utilizarse para la prevención y el tratamiento del coronavirus. Y es que la compañía catalana ha anunciado este viernes el inicio del ensayo clínico de su tratamiento con inmunoglobulina hiperinmune -un medicamento con una concentración elevada de anticuertos- para comprobar su seguridad y eficacia.

La empresa que preside Víctor Grifols comenzó en marzo el desarrollo de este tratamiento tras llegar a un acuerdo con varias agencias estadounidenses. La investigación busca comprobar si la administración del plasma hiperinmune en los pacientes que comienzan a padecer síntomas de la Covid-19, antes de que el sistema inmune produzca su propia respuesta protectora, puede aumentar la respuesta de los anticuerpos frente al virus.

Grifols contará para esta prueba con el medicamento fabricado por Gilead contra el coronavirus, el Remdesivir, del que Europa acaba de comprar 500.000 dosis para su distribución. Así, los pacientes se dividirán entre los que reciban la inmunoglobulina hiperinmune y el fármaco de forma conjunta y a los que simplemente se les suministre placebo y Remdesivir.

Imagen de archivo de un laboratorio de Grifols./ EFE

Este estudio en fase 3, denominado ITAC (Tratamiento con Inmunoglobulina Anti-Coronavirus en Pacientes Hospitalizados), es aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y adaptativo, ha explicado la compañía en un comunicado. En él participarán 500 pacientes infectados de 58 hospitales en 18 países, entre ellos los Estados Unidos y España.

Este plasma hiperinmune se investiga en personas que presentan síntomas respiratorios y requieren hospitalización, pero no ingreso en la unidad de cuidados intensivos.

Grifols cuenta con la infraestructura para producir su tratamiento a gran escala

Grifols supo reaccionar con rapidez para conseguir altos volúmenes de plasma de personas sanas que se habían recuperado de la enfermedad en los Estados Unidos y, en el caso de España, colaboró con los bancos de sangre con el mismo fin. De esta forma, se ha convertido en la primera empresa en entregar los lotes de inmunoglobulina anti-SARS-CoV-2 para el ensayo clínico.

Además, la cotizada catalana cuenta con instalaciones específicamente diseñadas para este tipo de proyectos podrían acelerar la producción a mayor escala.

"Hemos conseguido producir importantes volúmenes de inmunoglobulina hiperinmune anti-SARS-CoV-2 en muy poco tiempo"

“Estamos muy orgullosos de lo rápido que ha podido reaccionar la compañía en esta situación de emergencia”, comenta Eduardo Herrero, presidente de la división Bioscience Industrial de Grifols. “Hemos conseguido poner en marcha un programa a gran escala de recogida de plasma de convalecientes de Covid-19 y producir importantes volúmenes de inmunoglobulina hiperinmune anti-SARS-CoV-2 en muy poco tiempo”, añade.

Por su parte, el co-consejero delegado, Víctor Grifols Deu ha apuntado que la compañía tiene esperaznas en los avances de las investigaciones de varios tratamientos potenciales para las distintas fases del virus. “Esperamos que pronto puedan aportar terapias efectivas para la enfermedad”, agrega.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Grifols Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad