Grupo Zeta aplaza las paga extra y pide una moratoria a la Seguridad Social

stop

La editora de El Periódico de Catalunya asegura a los trabajadores que no puede pagar por “causas excepcionales”. La plantilla ve en el anuncio una presión de la empresa para forzar un recorte de sueldos

05 de marzo de 2014 (21:34 CET)

Grupo Zeta, editora de El Periódico de Catalunya, Sport e Interviú, ha anunciado este miércoles a sus trabajadores que no podrá abonar la paga extraordinaria prevista para el mes de marzo. La empresa ha explicado a la plantilla que, por “causas excepcionales” sólo pagará el 50% de ese concepto este mes. El resto será abonado en dos pagas en mayo y octubre.

La compañía hizo el anuncio en medio de una negociación con los trabajadores para una nueva reducción de salarios. El aplazamiento se conoció el mismo día en que la plantilla se disponía a votar una propuesta de preacuerdo con el cual los trabajadores aceptaban una reducción salarial del 8% a cambio de una reducción de horario laboral del 10%. La plantilla había considerado aceptar la oferta si la empresa también asumía sacrificios (exigen al propietario que aplace el pago del alquiler que cobra cada mes a la empresa) y si se recortaban los sueldos del personal fuera del convenio.

Retrasos con la Seguridad Social

Los representantes del grupo, propiedad de Antonio Asensio Mosbah, también comunicaron al comité de empresa que el diario había solicitado una moratoria de cuotas a la Seguridad Social y a los proveedores.

Los miembros del comité tacharon a los directivos de irresponsables por poner el riesgo la viabilidad de la compañía con el único propósito de presionar a la plantilla en medio de una negociación de reducción de salarios.

Movilizaciones


Los trabajadores han decidido montar escraches contra los directivos del diario. Un grupo de redactores se concentró en el despacho del director general del Grupo Zeta, Conrado Carnal, para reclamar la paga extra. “Sólo es un problema de tesorería de este mes que no afecta la marcha de la empresa ni del grupo. Se trata sólo de un aplazamiento”, explicó Carnal.

Los trabajadores, que festejaron este miércoles el regreso del corresponsal de guerra Marc Marginedas liberado tras seis meses de secuestro en Siria, evalúan nuevas movilizaciones contra la cúpula del diario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad