Helvetia presenta el ERE con el que cerrará la sede de Cataluña

stop

La aseguradora prescindirá de las oficinas centrales de Nationale Suisse después de su compra, aunque mantiene en Barcelona una delegación comercial

Calle Aragón, Barcelona / GoogleMaps

Barcelona, 01 de abril de 2016 (01:00 CET)

La aseguradora suiza Helvetia ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a buena parte de la plantilla de Nationale Suisse, compañía que compró en 2014 pero que todavía está integrando. El ERE supondrá el cierre de las oficinas centrales en España de Nationale Suisse, que están en Barcelona, con lo que Cataluña perderá la sede de esta multinacional.  

Como avanzó Economía Digital, la integración de los negocios de ambas aseguradoras supondrá el cierre de la sede de Nationale Suisse. Así lo hicieron saber a los 80 trabajadores de esta compañía en las oficinas de Barcelona los responsables de Helvetia en los últimos meses, y antes de Semana Santa presentaron el ERE para hacer efectivo el cierre, según han avanzado fuentes sindicales.

El expediente de regulación afectará a más de 60 personas, mientras unas 20 serán recolocadas o en la delegación comercial de Helvetia en Cataluña o bien serán trasladadas a algunas de las oficinas de esta aseguradora. Una vez presentado el ERE, hay que constituir la mesa de negociación para pactar las condiciones de despido.

Duplicidad  

La causa del ERE es duplicidad de puestos, ya que la aseguradora ya tenía servicios centrales en España cuando compró Nationale Suisse. Helvetia tiene su domicilio social en Sevilla y sedes también en Madrid y en Pamplona. Por ello, la compañía ha prescindido de las oficinas de la capital catalana. En el resto de España tiene delegaciones comerciales.  

El expediente sólo afecta a los trabajadores de Nationale Suisse y no se extenderá a los de Helvetia, mucho más numerosos en España, según han explicado las mismas fuentes. Economía Digital ha contactado con Helvetia sin obtener ninguna respuesta.

Operación lenta

Las dos aseguradoras suizas acordaron su fusión por absorción en 2014, para crear un gran grupo suizo, operación que costó a Helvetia 1.800 millones de francos suizos, unos 1.650 millones de euros. Pero su integración está siendo lenta, especialmente en España, donde la dirección general de seguros no autorizó la operación hasta este 2016.

En el último ejercicio publicado, correspondiente a 2014, este grupo asegurador suizo facturó cerca de 7.100 millones de euros y ganó 385 millones, contando ya con el negocio de Nationale Suisse. En España, los ingresos fueron de 345 millones de euros, con unos beneficios de 22 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad