HG Capital, tras la venta del 51% de FCC Energía

stop

FONDO BRITÁNICO

Esther Alcocer Koplowitz, presidenta de FCC

01 de enero de 2014 (19:46 CET)

FCC, el grupo constructor y de servicios controlado por Esther Koplowitz y presidido por su hija Esther Alcocer desde hace casi un año, prosigue sin pausa desinvirtiendo en activos. El objetivo es cumplir con las exigencias impuestas por los acreedores de reducir la abultada deuda.

Además de las recientes entradas en su capital de grandes inversores como Bill Gates o Georges Soros, la última operación, anunciada en el penúltimo día de 2013, ha sido la venta del 51% de FCC Energía a Plenium Partners. Pero ni Íñigo Gortázar Sánchez-Torres ni Juan Ignacio Martí Junco, los dos socios de esta sociedad, son en realidad los compradores. Los 12.064 euros de capital social suscrito no dan para tanto.

Los nombres tras la venta


Para lo que sí da su despacho –en la planta séptima del número 47 de la madrileña calle de Velázquez, en pleno barrio de Salamanca–, es para que varias empresas relacionadas con la promoción inmobiliaria y, sobre todo, con el desarrollo y compraventa de instalaciones de producción de energía solar o la generación y comercialización de energía tengan cobertura jurídica en España.

En diez de las sociedades vigentes con sede en Velázquez 47, junto a Gortázar y Martí aparecen dos nombres. El de Robert de Laszlo, el verdadero artífice de la desinversión del 51% de FCC Energía, y el de Luis Quiroga.

Fondo británico


¿Quién es de Laszlo? Nada más y nada menos que el responsable de inversiones en actividades renovables del fondo británico HG Capital. Una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo con inversiones próximas a los 6.500 millones de euros. Por su parte, el español Luis Quiroga –en HG Capital desde 2008 tras dejar su trabajo en las oficinas londinenses del Crédit Suisse– tiene en común con los socios de Plenium Partners su paso por el ICADE de la Universidad Pontificia de Comillas, en Madrid.

Cualquiera de estas sociedades limitadas, domiciliadas en las oficinas de Plenium Partners y con capitales suscritos de entre uno y 14 millones de euros, ha podido ser la que en realidad ha comprado el 51% de FCC Energía. Lo ha hecho por una cantidad de ocho millones de euros y la asunción de los 763,3 millones de deuda asociada que esta actividad acumulaba en el balance de FCC. De Laszlo fue nombrado presidente de casi todas ellas entre mayo y noviembre de 2011, y en las que aparece solo como consejero son Gortázar o Martí, que ejercen de presidentes.

Interés internacional


Otra característica en común de todas estas sociedades controladas por HG Capital en España, a través de De Laszlo, es que han ido cambiando su estructura organizativa para convertirse en entidades que tienen como socio único a sociedades suecas. Es el caso de Hasdrubal AB, Hydroxana Sweden AB o 360I Infrastructure AB.

Resulta curioso observar cómo un sector como el de las energías renovables, cuyos pequeños productores están a punto de quebrar por no poder hacer frente al pago de sus deudas tras el recorte de las primas, suscita el interés de grandes inversores internacionales como el de HG Capital. No dudan en asumir casi 800 millones de euros de deuda a cambio de quedarse con la cartera renovables de FCC. En España, aglutina catorce parques eólicos, dos plantas termosolares y otras tantas fotovoltaicas, además de los proyectos eólicos repartidos por el Reino Unido, a través de Waste Recycling Group.

Mercado con futuro


La confianza de que se trata de un mercado con futuro es la razón por la que FCC, en vez de vender la totalidad del negocio energético, ha preferido mantener el 49%. Además se ha asegurado un beneficio del 74,5% de las posibles plusvalías futuras por la venta de cualquiera de los activos que ahora ha traspasado y de los flujos de caja libres generados.

HG irrumpió en el mercado español de renovables en mayo de 2009, cuando adquirió tres plantas solares fotovoltaicas a AIG Financial Products, filial de la aseguradora American International Group (AIG). El fondo compró en 2011, por 14 millones, el 29,25% de Hidrodata que estaba en poder de CatalunyaCaixa. Una compañía catalana especializada en la gestión de 19 minicentrales hidráulicas en el Pirineo, antes conocida como Eissl Eólica.

En ese momento, el principal accionista de Hidrodata era el Banco Sabadell, que controlaba el 45,75% del capital a través de Sinia Renovables, siendo la constructora Copcisa la poseedora del 25% restante. Pero el año pasado el Sabadell también entendió que podría desinvertir en esta compañía, quedándose HG Capital con el 75% de su capital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad