Hollande protege el empleo que genera Alstom en Francia

stop

Los máximos directivos de General Electric y Siemens se reúnen con el gobierno galo para analizar el futuro de la compañía

28 de abril de 2014 (20:47 CET)

Alstom será desmantelada y la máxima prioridad del Gobierno francés es proteger el empleo que genera el gigante en el país. Así lo aseguran los medios galos, que dan por sentado que el grupo no llegará a su tercer siglo de existencia. El conglomerado industrial acusa problemas económicos y otros dos gigantes pujan por continuar con el negocio. La británica General Electric quiere las centrales eléctricas que controla y la alemana Siemens confirmará el martes su oferta, que también incluiría el negocio de trenes.

El presidente galo, François Hollande, ha recibido a lo largo de este lunes a los máximos directivos de ambas compañías. Sólo ha transcendido que la negociación se ha centrado en mantener el empleo en el país. Alstom ocupa a 18.000 personas en su territorio de referencia, aunque su plantilla mundial alcanza las 93.000.

Salida traumática

La desaparición de Alstom será traumática para Francia. Es una de las compañías líderes del país y su principal foco de actividad está centrado en la energía. Controla varias centrales nucleares del territorio. Además, tiene una gran capacidad de innovación y hasta la fecha había evitado caer. En 2004 fue salvada de la quiebra por Nicolas Sarkozy, entonces ministro de Economía, quien intervino financieramente el grupo al decidir que operaba en sectores estratégicos.

Francia aún no se había recuperado de otro hachazo en el orgullo empresarial del país. El fabricante de automóviles Peugeot anunció a principios de año que abría su capital a la china Dongfeng para sobrevivir. Otros capítulos anteriores fueron la absorción del fabricante de aluminio Pechiney por la canadiense Alcan en 2003 o la compra del indio Mittal de Arcelor en 2006.

Decisión el miércoles

Aún queda tiempo para tomar una decisión respecto a Alstom. La compañía anunció el domingo por la noche en un comunicado que hasta el miércoles por la mañana no hará públicos sus planes de futuro.

A partir de ese momento se conocerá qué ocurre con los 4.000 empleados que tiene en España. Alstom fabrica trenes de alta velocidad en dos factorías, una en Santa Perpètua de Mogoda (BCN) y la otra en la capital catalana; produce turbinas eólicas en Buñuel (Navarra); turbinas hidroeléctricas en Bilbao y Cornellà del Llobregat (BCN); y tiene un centro dedicado a los sistemas de transmisión de electricidad en San Fernando de Henares (Madrid).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad