Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, durante la junta de accionistas de la compañía. EFE

Brasil alarga la guerra Iberdrola-Enel (aunque Galán no está por la labor)

stop

El regulador brasileño da nuevos plazos para enviar más ofertas sobre Electropaulo, pero Iberdrola mantiene su posición a la espera de más competidores

Cristian Reche

Economía Digital

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, durante la junta de accionistas de la compañía. EFE

Barcelona, 04 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Iberdrola ha ganado tiempo para superar la oferta de Enel por Electropaulo en su guerra en Brasil, aunque parece que no le vaya la vida en ello. El regulador del país (CVM) anunció el jueves que no será hasta el 4 de junio cuando la compañía objeto de deseo se manifeste sobre las ofertas recibidas. La puerta, por tanto, queda abierta a nuevos invitados que quieran sumarse a la disputa.

El nuevo calendario concreta que quienes quieran mostrar interés podrán hacerlo hasta el próximo 24 de mayo e incluso podrán esperar diez días más para comunicar una propuesta formal.

"Esperaremos a la entrada de un nuevo competidor", explican fuentes de Iberdrola, haciendo referencia a que la llegada de otro aspirante puede volver a subir los precios por Electropaulo, sobre todo después de que las nuevas condiciones del regulador brasileño eliminaran la barrera del 5% como incremento mínimo para mejorar la oferta más alta.

La posición de Iberdrola no es sencilla. Es consciente de que el control de Electropaulo le daría una posición de poder --es la mayor distribuidora de energía de Brasil en facturación y abastece a Sao Paulo, la ciudad más grande y rica del país--, pero no está dispuesta a pujar hasta el infinito porque el nivel de endeudamiento en la compra puede llevarle a una operación no rentable.

Los cambios del regulador facilitaron pujas escalonadas por Electropaulo

Lo cierto es que es no hay ninguna novedad sobre nuevos rivales. Desde la prensa local señalan que la compañía china State Grid, dominante de CPFL Energia, el mayor grupo privado del sector eléctrico brasileño, podría entrar en la pugna, pero Electropaulo no confirma un interés formal.

Así fue la escalada de ofertas

Enel y Neoenergía (Iberdrola) mantienen desde hace semanas un duro combate. Acapararon tanto el debate, que dejaron fuera de escena a Energisa, la primera compañía que pujó por Electropaulo (4,77 euros por acción). 

Comenzó con una oferta acordada con la filial de la eléctrica vasca y acabó con acusaciones de competencia desleal ante Bruselas por parte de Iberdrola. Mientras, Electropaulo iba viendo como en nueve días su valor de mercado se disparaba un 25%.

Y aunque el pistoletazo de salida lo dio Neoenergía el pasado 17 de abril (6,02 euros por acción), no fue hasta diez días después cuando se vivieron 24 horas de desenfreno. 

Enel mantiene actualmente la oferta más atractiva

Abrió la veda Neoenergía en la madrugada del jueves 25. Lanzó una oferta de 7,49 euros por acción (1.252 millones de euros), que mejoraba en 245 su primera oferta, así como la que Enel mantenía en ese momento, con 7,32 euros por acción.

Pero no iba a quedarse ahí. Enel volvió a elevar su oferta, tras llegar a los 7,59 euros por acción (1.300 millones de euros), quedando como la más atractiva.

Hemeroteca

Iberdrola Endesa
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad