Iberpotash replantea sus inversiones en España

stop

Martínez Álamo asegura que la inseguridad jurídica del país justifica la evolución del negocio de extracción de potasa

14 de julio de 2014 (21:42 CET)

Iberpotash replantea su negocio en Catalunya. El consejero delegado de la firma y presidente de ICL Iberia, José Antonio Martínez Álamo, ha señalado en una conferencia en la Cambra de Comerç de Barcelona este lunes que el grupo “valora” qué hace con sus inversiones futuras en el país.

La firma israelí ha recibido un varapalo del Tribunal Supremo, quien le obliga a aplicar un plan de restauración para la montaña de sal residual del Cogullo en Sallent (BCN). El directivo afirma que tenían todos los permisos de la explotación en regla y que siempre han gestionado “de forma escrupulosa” la protección ambiental de las minas de potasa. Según Martínez Álamo, la sentencia se justifica por los cambios de legislación.

“Hay inseguridad jurídica en España”, ha sentenciado el directivo ante el empresariado catalán.

Resolución de la UE

La UE también ha abierto un expediente al país por los permisos que otorgó a Iberpotash, ya que considera que no tiene un plan de gestión adecuado para proteger al medio ambiente y a las personas. El CEO indica que cada año invierten cinco millones de euros y que pueden garantizar que “ni un gramo de sal va a parar a los ríos”.

Iberpotash tiene en marcha el proyecto Phoenix para invertir 800 millones de euros en nuevas instalaciones en Catalunya hasta 2050. El objetivo es seguir con la extracción de potasa como fertilizante y de comercializar la sal que la acompaña y la acumulada. La segunda fase, valorada en 270 millones de euros, es la que está en cuarentena a la espera de los tribunales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad