Idealista paga más impuestos en España que Google, Microsoft y Yahoo juntas

stop

El fundador de la empresa, Jesús Encinar, se queja ante el Gobierno del maltrato fiscal al que se somete a las sociedades españolas

Jesús Encinar, consejero delegado de Idealista (centro) junto con el ministro Soria. | Twitter: @fencinar

03 de junio de 2014 (19:11 CET)

La cita de la prestigiosa revista The Economist se había convertido en conferencia de reconocidos economistas nacionales e internacionales que terminaron por alabar las políticas de reformas, contención del gasto y recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. El propio Presidente de Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el de Industria, José Manuel Soria, acudieron como ponentes este martes.

Presentaron cifras, datos y estadísticas para convencer al auditorio internacional de los avances económicos de España. Hablaron de mejora de datos de paro, de inyecciones de capital y de la necesidad de apoyar a las empresas españolas para crecer y expandir sus mercados fuera de las fronteras.

Pero llegó el turno de Jesús Encinar, fundador de Idealista, la web de anuncios inmobiliarios que ha arrebatado por completo el negocio de los clasificados a los diarios tradicionales. El empresario tenía guardado su regalo envenenado al Gobierno.

El agravio


Encinar, con 250 trabajadores y tres oficinas en España (Madrid, Barcelona y Málaga) fue uno de los empresarios locales elegidos por The Economist para debatir con el ministro Soria en la charla “Campeones tecnológicos, emprendedores y oportunidades emergentes”.

“Hay cosas que tienen que cambiar. No puede ser que una empresa mediana como Idealista pague en España más impuestos que Google, Microsoft y Yahoo juntos”, espetó Encinar al ministro en plena charla. La sala estalló en aplausos pero el ministro Soria miró para otro lado y siguió divagando acerca de las oportunidades de la industria española en el exterior. No quiso entrar en terrenos de Cristóbal Montoro. Ya se había ido Mariano Rajoy y Luis de Guindos aguardaba su turno para entrar.

Encinar puso el dedo en una llaga que el Gobierno no ha sabido o podido tratar. Las grandes multinacionales tecnológicas, con enormes beneficios en España, pagan impuestos residuales. No es una situación diferente a la de otros países. Las transnacionales de internet han creado complejas estructuras para evitar el pago de impuestos en los territorios donde operan.

Declaración pírrica

Microsoft declara seis millones de euros por sus operaciones en España, Google 1,6 millones y Yahoo tiene pérdidas, según los datos aportados por El País en enero pasado. Entre las tres suman 7,6 millones de euros. Y siete gigantes tecnológicas (Google, Apple, Amazon, Facebook, Yahoo, eBay y Microsoft) pagan poco más de un millón de euros en impuestos en España, una cifra inferior a la que cancela la empresa española Idealista, con una facturación y dimensión mucho más modestas, según su fundador.

Idealista prefiere mantener en secreto su facturación y declaración de impuestos pero no oculta su malestar por el doble rasero.

La táctica del despiste fiscal es aplicada por casi toda la industria tecnológica. Amazon declara los impuestos de sus libros electrónicos en Luxemburgo (los considera servicios y no libros), mientras que algunas filiales de Apple no tributan en Estados Unidos porque su sede social está en Irlanda y no declaran en Irlanda porque se gestionan desde Estados Unidos. Al final, las compañías no pagan impuestos en ningún lugar. Google, por su parte, factura en Irlanda gran parte de los ingresos que genera en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad