La policía detiene al capo de iDental. Foto: iDental instalaciones

iDental se queda sin salvador ante el abismo del concurso de acreedores

stop

Los hermanos Garrido vuelven de Nueva York sin atar la entrada de un fondo en iDental y piensan ya en el concurso de acreedores

Barcelona, 14 de junio de 2018 (11:30 CET)

El tiempo se ha terminado para iDental. La compañía entrará en concurso después de no haber logrado la entrada de ningún fondo de inversión. Los hermanos Garrido perdieron la última bala la pasada semana, cuando volvieron de Nueva York tras unas negociaciones estériles para conseguir que un inversor apoyara económicamente a la red de clínicas dentales low cost.

La dirección trabaja ahora en un plan de viabilidad a tres niveles: garantizar un plan que asegure la finalización de los tratamientos de los pacientes, con acuerdos con las financieras y pactos con terceras clínicas; conseguir que los trabajadores cobren todas las nóminas pendientes, cuyos retrasos se cuentan por meses y, en último lugar, satisfacer a los proveedores. Se espera una comunicación oficial de la compañía a finales de esta semana.

La cuenta atrás empezó hace dos meses, con la salida de Cerberus de las negociaciones para entrar en iDental. Los Garrido achacaron la responsabilidad a Luis Sans, quien entró junto a ellos en la compañía en octubre, cuando el fondo Weston Hill adquirió la compañía

El empresario, por su parte, asegura que "Cerberus se fue porque no le intereso la compañía en su situación y porque su único objetivo era la entrada en iDental para llevarla a liquidación". 

Sans solicitó días más tarde el concurso de iDental motivado por la urgencia económica –las probabilidades de que el concurso terminara siendo doloso empezaba a ser una realidad– que atravesaba. Añade, además, que tomó esta decisión porque la compañia en su consejo de administración la votó como salida.

iDental hará un comunicado oficial a finales de esta semana 

Los Garrido, no obstante, decidieron cesar a Sans de la compañía. La medida fue contestada por el empresario con una demanda para impugnar la junta en la que se decidió su revocación. "Espero que la justicia en breve obligue a revocar una decisión mal tomada, con formas inadecuadas y sin respetar la composición accionarial de la compañía en ningun caso en el procedimiento empleado", explica al respecto. 

Más tarde, y dado que la necesidad de fondos continuaba apremiando, los hermanos Garrido, Juan y Jose María, anunciaron “un roadshow con diversos fondos interesados" para buscar la entrada inmediata de un tercero.

Durante la semana del 29 de mayo anunciaron conversaciones con cinco interesados –dos de ellos con grandes probabilidades– y nueve días después llegó el viaje a Estados Unidos, donde mantuvieron diferentes reuniones que, no obstante, fueron infructuosas.

Los cierres siguen

Las protestas a las puertas de las clínicas han seguido durante todos estos días. En la Comunidad Valenciana, con la bajada de persiana de las clínicas de València y Alfafar, ya han quedado inoperativos todos los centros de la autonomía.

También se han cerrado clínicas “hasta nuevo aviso” en Albacete y en Asturias, donde se han quedo atrapados aproximadamente 60 afectados que adelantaron hasta 7.000 euros.

En las últimas horas han quedado inoperativas las clínicas de la Comunidad Valenciana y se han sumado nuevos cierres en Asturias y Albacete

En paralelo, este mismo lunes la Asociación Nacional de Afectados hacía público un comunicado en el que anunciaba que estaba estudiando tomar acciones "tanto civiles como penales" contra los administradores.

Todos ellos se unen a los cierres en AlmeríaGranadaLas PalmasMurcia Santander, entre otros, y a los cerca de 300 procedimientos –sumando civiles y penales– por parte de afectados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad