Imputan al carnicero de Carrefour por la trama del jamón. En la imagen, la sede de Comapa.

Imputan al carnicero de Carrefour por la trama del jamón

stop

El empresario cárnico catalán Blai Parés, presidente del líder de distribución en ibéricos, Comapa, declarará ante la juez el próximo 5 de diciembre

Madrid, 15 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

El mayor proveedor cárnico de Carrefour y líder en la distribución de ibéricos de España, Comapa, ha sido imputado por un presunto delito contra la salud pública al participar en los negocios de la trama del jamón, que comercializa jamones, chorizos, lomos y embutidos en mal estado con fecha de consumo preferente falsificada.

El presidente de Comapa, Blai Parés, ha sido citado por los tribunales de Fregenal de la Sierra (Badajoz) por presidir una empresa en el centro de la trama del jamón en mal estado que ha manejado mil toneladas de productos cárnicos que han puesto en peligro la salud pública.

La red captaba productos que los supermercados desechaban tras haber rebasado la fecha de consumo preferente y los reetiquetaban con una fecha un año posterior a la real. Eran almacenados en naves clandestinas y con pésimas condiciones higiénicas, afectados por larvas y gusanos, lo que ha activado la actuación de la fiscalía.

¿Quién es Blai Parés?

Blai Parés tiene una participación del 42,6% de Osona Intensiva, un gigante cárnico que controla a través de su empresa patrimonial Les Pedreres. Parés forma parte de un grupo de élite conocido como la “aristocarnia”, empresarios de la comarca de Osona (Barcelona), dedicados a la explotación intensiva de carne de vaca y de cerdo.

Parés ha sido llamado a declarar el próximo 5 de diciembre en los tribunales, junto con el resto de imputados del caso. Parés ha intentado desvincularse de Comapa, al asegurar que no controla la empresa, a pesar de que controla la empresa a través del cargo de presidente. 

El empresario ahora tendrá que declarar por las actuaciones de Comapa en el centro de la trama del jamón en mal estado. La empresa, desconocida para el gran público, cuenta con una facturación de más de 400 millones de euros y beneficios de más de 120 millones de euros el año pasado, según sus propias cuentas.

80 marcas de jamones

La empresa cuenta nada menos que con 80 marcas de jamones registradas, entre las que destacan Sierra Alpujarra, uno de los más vendidos de España y que ha sido denunciado por la presencia de gusanos, y Oro de la Ermita, una marca que fue prohibida por Sanidad en junio pasado después de la emisión de una alerta sanitaria por peligro de salud pública.

Comapa vende sus jamones a una amplia red de empresas de toda España, entre las que se encuentran cuatro grandes cadenas de supermercados: Carrefour, Consum, Ahorramas y Makro. Ninguna de las compañías han dejado de trabajar con Comapa a pesar de la investigación judicial. Sus jamones low-cost que han sido vendidos hasta por 25 euros. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad