Indra quiere evitar más suspicacias durante la opa a Tecnocom

stop

La tecnológica suspende temporalmente la recompra de acciones tras adquirir solo 15.000 títulos de los más de 2,2 millones contemplados para retribuir a sus directivos

Las instalaciones de la compañía Indra

Madrid, 23 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

"Queremos evitar que durante la opa sobre Tecnocom se altere el precio de la acción de Indra". Es la razón que ofrecen desde la empresa tecnológica presidida por Fernando Abril-Martorell para suspender temporalmente el programa de recompra de acciones, lanzado el pasado mes de marzo para amasar títulos propios con los que retribuir a los directivos.

Las mismas fuentes recuerdan que la compra se realizará mediante un pago en metálico de 2,55 euros por título de Tecnocom, hasta un máximo de 191 millones de euros, y los restantes 114 millones, hasta los 305 millones de precio fijado en la operación, mediante acciones de Indra.

Indra toma esta decisión para tratar de evitar cualquier tipo de especulación sobre la acción y sobre esta operación que, desde el primer momento levantó todo tipo de suspicacias.

Subida previa al anuncio

Las que llevaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) --que debe aprobar la opa-- a investigar un posible abuso de información privilegiada, al subir Tecnocom un 13,39% --la mayor subida en su historia en una sesión– un día antes de que Indra anunciara la opa.

Subida desmedida llevada a cabo mediante la negociación de casi 403.000 títulos, un volumen cuatro veces superior al de la sesión con mayor negociación de noviembre y casi seis veces más que la media del último mes.

Entre los mayores beneficiarios de la operación se encuentra el periodista y empresario Lalo Azcona, propietario del lobbista Estudio de Comunicación, y presidente y máximo accionista de Tecnocom, cuyo 18,77% le reportará 57 millones de euros.

Además de estas sospechas, en este proceso de aceptación de la oferta deberá inhibirse el nuevo presidente de la CNMV, Sebastián Albella, dado que Linklaters, el despacho que presidía, había asesorado a Tecnocom en esta operación.

Programa de recompra

Si finalmente todo se encauza, y se cumplen los plazos barajados por Indra, el programa de recompra de acciones se reanudaría a lo largo del segundo trimestre de 2017, una vez cerrada la compra del 52,7% de Tecnocom.

Hasta ahora, Indra se había tomado con calma este programa de recompra de acciones para retribuir a sus directivos. "No había ninguna prisa", apuntan desde la tecnológica. Había tiempo hasta la celebración de la junta ordinaria de accionistas de 2018.

Desde que el pasado mes de marzo se puso en marcha este proceso, Indra había adquirido 15.000 acciones propias. Las compradas, a un precio medio ponderado de 9,66 euros, el pasado 14 de julio.

Acuerdo entre accionistas

Indra acometió este programa temporal de recompra de acciones propias para cumplir con las obligaciones de entrega de títulos a sus directivos, por el que el consejo presidido por Abril-Martorell cumplía con el acuerdo que un año antes, en junio de 2015, había tomado la junta general de accionistas.

Por lo que respecta a la retribución a medio plazo, Indra podrá adquirir hasta un máximo de 2,212 millones de acciones, a entregar en 2018 si se cumplen los objetivos fijados.

En cuanto a la retribución variable anual, la empresas podrá adquirir como máximo el número de acciones que resulte de dividir en cada ejercicio (2016, 2017 y 2018) el importe de dos millones de euros entre el precio medio de la acción en las 30 sesiones bursátiles anteriores a cada fecha anual de asignación de las acciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad