Iniesta inyecta 2,3 millones más a su empresa 'todoterreno'

stop

La compañía Maresyterey, dedicada a la explotación de derechos de imagen de deportistas y a la actividad agrícola y ganadera, ha recibido 7,2 millones en los últimos cuatro años. Crecen las dudas acerca de la rentabilidad de su bodega de vinos

Andrés Iniesta

05 de marzo de 2012 (23:24 CET)

La estrella del fútbol Andrés Iniesta sigue inyectando dinero en su empresa multifunción: Maresyterey, dedicada a actividades tan dispares como los derechos de imagen de futbolistas y la explotación agrícola y ganadera de terrenos. La compañía, sin sede propia pero registrada en una gestoría de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), ha recibido en los últimos cuatro años un total de 7,2 millones de euros, en cuatro ingresos.

Maresyterey, en la que Iniesta es administrador, fue fundada en 2001 y es la más antigua de todo el entramado empresarial bajo el control del mediocampista. En ella también aparece como administrador su padre, José Antonio Iniesta, que ocupa otro cargo directivo en el consejo de administración del Albacete Balompié, el club deportivo del que Iniesta es máximo accionista tras la inyección de 1,2 millones de euros a finales del año pasado.

El ídolo de masas ha creado, al menos, otras tres empresas: Andrés Iniesta Construcciones y Construcciones Albiniesta, dedicadas a la edificación residencial, y Bodega Iniesta, concentrada en la producción de vinos.

En el tejido empresarial también ha participado su primo, Marco Antonio Iniesta Gómez, que ejerció como administrador de Construcciones Albiniesta. El familiar del futbolista ha levantado algunas obras públicas en Albacete, entre ellas una sala polivalente en Bormate, por 80.000 euros. Pero el apoyo de su primo no ha impedido que haya sufrido tensiones de tesorería que han desembocado en varios requerimientos de la Seguridad Social por retrasos, el último de ellos, el mes pasado por 1.335 euros.

Famosos viticultores

El negocio de la producción de vinos ha sido una de las inversiones que más dudas genera en la industria. Iniesta ha decidido comercializar vinos de entre 5 y 10 euros, un sector con una competencia feroz en el que participan marcas con mucho más peso y tradición y con una merma de ventas sostenida.

“Creo que terminará como muchos otros famosos que han invertido dinero en el vino: los exjugadores madridistas Raúl González, Míchel y Martín Vázquez, o el cantante Miguel Bosé y el actor Imanol Arias”, explica un empresario del sector que prefiere mantener el anonimato. “Todos ellos no tuvieron éxito en estas operaciones. Y ahora el mercado está más contraído y hay una sobreexplotación. Algunas empresas que, como las de Iniesta están produciendo más de 500.000 botellas al año, seguramente tendrán dificultades”, añade.

“No entiendo cómo en la buena época que estamos, no ha invertido en ladrillo y ha decidido arriesgar tanto con los vinos”, asegura un asesor financiero de deportistas de alta competición.

Las marcas de la bodega de Iniesta han obtenido reconocimientos y los entendidos del sector aseguran que mantienen una muy buena relación calidad-precio. Aún así, las reducción del consumo desde la mayor frecuencia de los controles de alcoholemia, la ley antitabaco y la contracción de la demanda no auguran demasiadas facilidades ni para la empresa del futbolista ni para el sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad