Javier Solsona: de imputado a nuevo administrador de Gowex

stop

Con un patrimonio de 90 millones de euros, es uno de los 100 ejecutivos más ricos de la bolsa

Solsona y García, accionistas de Gowex

01 de agosto de 2014 (20:25 CET)

Javier Solsona, el director corporativo de Gowex, ha pasado esta semana de ser imputado por el fiasco contable, a ser el administrador concursal de la empresa. Solsona, el hombre que ocupa el puesto número 67 en la lista de los ejecutivos más ricos de la bolsa publicada por El Mundo, ha sido señalado por el consejero delegado de la empresa, Jenaro García de filtrar información privilegiada a los especuladores de la bolsa para que ganaran dinero con el desplome de la compañía.

El juez Santiago Pedraz confía en él para administrar la empresa bajo supervisión judicial. También ha quedado librado de imputación Ricardo Moreno, el consejero acusado por García de filtrar la información de Gowex a Gotham, la consultora que destapó la farsa contable.

Corredor de seguros

Solsona fue directivo en los momentos críticos de Taurus, el fabricante de electrodomésticos de línea blanca necesitó el rescate de la Generalitat para continuar con sus operaciones hace 15 años. En 2002 sumó al equipo de Meridiano Seguros, una pequeña compañía de Málaga, y también trabajó en Mapfre Vida y Skandia Vida como gestor de pensiones corporativas, según el su propio currículum.

García se opuso a la designación de Solsona como administrador judicial de la empresa, ya que –asegura— la mejor opción para la compañía sería una figura independiente. El juez no ha tomado en cuenta la decisión de su fundador y también ha rechazado las acusaciones que apuntaban a Solsona como el chivato de los especuladores bursátiles.

El nuevo administrador judicial posee la sicav Lobumar Capital, en la que cuenta con 2,4 millones de euros. Su fortuna creció por el pelotazo de Gowex que subió en bolsa 500% el año pasado.

La fianza que no llega

El fundador de Gowex, el empresario favorito de Ana Botella que fue puesto como ejemplo de emprendimiento por la banca española, pende de un hilo para ingresar a la cárcel. Jenaro García no ha depositado los 600.000 euros de fianza que le exige el juez.

La mujer de García, Florencia Maté, encargada de las relaciones con los inversionistas, asegura que ordenó transferir el dinero desde una cuenta en Luxemburgo pero la cantidad no llega. Tiene plazo hasta el lunes. De lo contrario, ingresará en prisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad