Vista exterior de un centro comercial de El Corte Inglés en Pamplona / EFE

El jeque de El Corte Inglés se reúne de urgencia con Gimeno y las Álvarez

stop

El jeque qatarí Al Thani se verá esta semana con Dimas Gimeno y las hermanas Álvarez con tal de definir su posición antes del consejo del miércoles

Barcelona, 28 de mayo de 2018 (04:55 CET)

En la guerra entre Dimas Gimeno y las hermanas Álvarez por la presidencia de El Corte Inglés, la clave podría estar a miles de kilómetros de distancia. Entre Londres y Qatar, el jeque Hammad bin Jazzim bin Jaber al Thani –que en julio poseerá el 10% de la compañía– aguarda entre bastidores para entrar en escena. Su próxima aparición será el próximo miércoles, y por ello el inversor ha programado encuentros de urgencia con las partes del conflicto.

Fuentes jurídicas cercanas al jeque explican a Economía Digital que se reunirá entre el lunes y el martes con Gimeno y con Marta y Cristina Álvarez. Por separado. Su intención es conocer al detalle los argumentos de cada uno de los bandos a pocas horas del primer consejo decisivo para el futuro de la empresa.

No serán las primeras reuniones mantenidas, pero sí terminarán por definir el voto del hombre de Al Thani en el consejo de administración de los grandes almacenes Shahzad Shahbaz. Y es que además de un voto entre diez en la mesa de decisión, el qatarí juega un papel decisivo para la salud financiera de la sociedad.

Si Al Thani pide 300 millones a El Corte Inglés, destroza su rating

Hace tres años, el exministro de exteriores de Qatar concedió un préstamo de 1.000 millones de euros convertible por el 10% del capital a partir de este mes de julio. Con los intereses, el qatarí tiene dos opciones: elevar su participación hasta casi el 14% o conformarse con una décima parte de la empresa y pedir una compensación de alrededor de 300 millones de euros.

De optar por el segundo camino, El Corte Inglés debería afrontar desinversiones o recurrir al mercado para financiar el pago. Con el agujero y tras el mensaje de Al Thani de no incrementar su apuesta por la empresa, las agencias de rating rebajarían la valoración de la firma, precisamente pocos meses antes de plantear una emisión de bonos por 1.200 millones de euros.

A pesar de tener a seis de los diez miembros del consejo de decisión en contra, Gimeno confía en que Hammad bin Jazzim bin Jaber al Thani se erija en su caballero blanco frente al ataque familiar. También las hermanas buscan decantarlo de su lado.

Hasta ahora neutral, el proyecto del actual presidente se acerca más al plan del qatarí: modernizar y profesionalizar la empresa, una línea por la que apuesta el actual presidente frente a sus primas, que abogan por mantener los valores "de toda la vida". 

El consejo del día 30

Si en un principio el consejo del miércoles 30 debía ser simplemente para aprobar las cuentas, el sobrino de Isidoro Álvarez dio el viernes un nuevo giro al guión del culebrón.

Fuentes cercanas al consejo explican a Economía Digital que el presidente comunicó los cambios del orden del día en una reunión a la que también asistieron el secretario, Antonio Hernández-Gil; el consejero delegado Jesús Nuño de la Rosa y los consejeros Florencio Lasaga Carlos Martínez Echevarría, ambos partidarios del cese.

No estuvieron en dicha reunión Marta Cristina Álvarez, que encabezan el bando de los críticos, pero De La Rosa es una de sus personas de confianza.

Ahora, la nueva programación contempla la presentación del plan de Gimeno para el futuro de la compañía, que culmina con la salida a bolsa en un plazo de dos años. En la sala de reuniones también se expondrán el resto de propuestas del plan de negocio.

Dimas Gimeno lleva al consejo de El Corte Inglés su plan para sacar la compañía a bolsa

Sin embargo, el futuro de El Corte Inglés no es el único añadido al orden del día. Otro de los puntos anotados a última hora es el de las denuncias por presunta corrupción en el departamento de seguridad contra el directivo Juan Carlos Fernández-Cernuda, actualmente en la división de protección de datos.

Entre noviembre de 2017 y enero de 2018, la cúpula de la compañía recibió varias informaciones anónimas de que había asignado a empresas de familiares y amigos, como el grupo Mega-2. Las investigaciones podrían implicar hasta a Florencio Lasaga, pues Cernuda es uno de los ejecutivos de su máxima confianza.

Para investigarlo, la empresa encargó una auditoría externa a Ernst & Young. En el orden del día también está el análisis de la situación actual del informe. Como explicó Economía Digital, el propio Lasaga controla el flujo de información y Gimeno no ha tenido acceso ni a la hoja de encargo del estudio ni al nombre del socio de la consultora que lo realiza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad