La cementera de FCC suspenderá el empleo temporalmente

stop

Cementos Portland alcanza un preacuerdo para aplicar la medida hasta diciembre de 2014

23 de octubre de 2013 (20:04 CET)

Poco le ha durado la fiesta a FCC tras la entrada de Bill Gates en su capital. Este miércoles de madrugada, la filial Cementos Portland ha llegado a un preacuerdo para aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para el 97% de la plantilla.

La medida afectará, hasta diciembre de 2014, a 620 trabajadores de una plantilla formada por 638 empleados. Los trabajadores dejarán de ir a sus respectivas fábricas --hay siete en total-- durante un periodo máximo de 180 días.

Caída del consumo

La grave crisis por la que atraviesa el sector ha hecho mella en la compañía que preside desde el pasado febrero José Luis Saenz de Miera. Sólo en Catalunya, el nivel de consumo de cemento per cápita se ha desplomado hasta niveles de 1961.

El preacuerdo, que deberá ser ratificado por los trabajadores en los próximos días, incluye medidas paliativas. La empresa cubrirá hasta en un 70% la diferencia entre la prestación por desempleo y la nómina de cada trabajador.

Condiciones pactadas

Asimismo, si la suspensión temporal del contrato coincide con un periodo en el que el trabajador habría recibido una paga extra, la compañía se compromete a compensar la diferencia perdida en un 80%, según fuentes sindicales. En el caso de las retribuciones variables, los afectados por el ERE temporal percibirán una compensación del 30% que perderán en ese periodo.

Los mismos interlocutores señalan otras medidas complementarias que la dirección ha puesto sobre la mesa de negociación. Se trata del devengo de antigüedad de los trabajadores, el cual no se verá afectado pese a la suspensión del contrato.

Otros ERE del sector


Éste no es el primer ERE aplicado este año en la cementera. La filial de FCC ha aprobado otros dos expedientes de regulación. En el área de negocios se han despedido a 294 empleados a los que se suman los 166 trabajadores de la división de estructuras, fundamentalmente, personal de oficina.

Otra de las compañías del sector afectadas por la caída del mercado es Cementos Molins que este verano presentó un ERE para el 25% de la platilla de su filial Promotora Mediterránea 2 (Promsa). En el primer semestre ganó el 58% menos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad