El consejero delegado de British Airways, Alex Cruz (d), junto al presidente de Iberia, Luis Gallego, y al consejero delegado de IAG, Willie Walsh (i), en una imagen de archivo. EFE/ Facundo Arrizabalaga

La cuarentena obligatoria pone en peligro el despegue de IAG en julio

stop

Walsh advierte de que si se impone la obligación de quedarse 14 días en casa al llegar a un país, el conglomerado aéreo se verá obligado a revisar su vuelta

Carles Huguet

Economía Digital

El consejero delegado de British Airways, Alex Cruz (d), junto al presidente de Iberia, Luis Gallego, y al consejero delegado de IAG, Willie Walsh (i), en una imagen de archivo. EFE/ Facundo Arrizabalaga

Barcelona, 13 de mayo de 2020 (04:55 CET)

En plena tormenta política por el despido de 12.000 trabajadores de British Airways (BA), el consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh, compareció esta semana ante el Parlamento británico y detalló el alcance de la crisis que sufre la matriz de BA, Iberia y Vueling. Con prácticamente todos los aviones en tierra, la previsión del grupo es volver a volar en julio, pero, si se imponen las cuarentenas para los viajeros internacionales​, toda la planificación puede saltar por los aires.

El ejecutivo irlandés se refirió a los planes de cuarentena que el Gobierno de Boris Johnson pretende introducir “pronto” en el Reino Unido para tratar de evitar una segunda oleada de coronavirus en el país. La intención del ejecutivo pasa por obligar a todos los viajeros internacionales a quedarse 14 días en casa o un hotel, algo que ya aplican potencias como China, Rusia y Alemania.

“Los anuncios de un período de 14 días de cuarentena para venir al Reino Unido empeorarán las cosas”, lamentó Walsh, que pronosticó una demanda “mínima” con tales restricciones. Por ello, admitió que podría verse obligado a replantearse el objetivo de volver a volar en julio si se avanza con este tipo de planes para prevenir un segundo pico de la Covid-19. A la decisión se sumarían, probablemente, el resto de grandes compañías del sector.

España ha vinculado, de momento, la cuarentena obligatoria al estado de alarma

Y precisamente un día después del lamento de IAG, España aprobó también una cuarentena para viajeros internacionales. El segundo mercado del conglomerado –en el país cuenta con Iberia y Vueling— vinculó la reclusión, que entrará en vigor este 15 de mayo, al estado de alarma. No obstante, queda por ver cuántas prorrogas logrará arrancar Moncloa para comprobar si la restricción llegará al verano.

Consultada por Economía Digital, una portavoz del conglomerado aéreo declinó valorar la medida ni si tendría implicaciones en su operativa futura en el país.

Con todo, el Gobierno de Pedro Sánchez se enfrentará a la disyuntiva de alargar la medida de seguridad o tratar de salvar la temporada turística de verano, motor económico de muchas zonas de la geografía española.

Un parche podría ser la medida que estudian Italia, Alemania, España y Francia de habilitar un corredor para que los viajeros de estos países no se vean obligados a pasar la cuarentena. Así lo reveló la ministra de Transportes transalpina, Paola De Micheli, en un intento de dotar de turismo de proximidad a los estados más dependientes de esta industria.

IAG se centra en recortar costes

IAG espera una decisión con la operativa recortada en un 94%. Para asegurar su viabilidad financiera, British Airways se acogió a las ayudas del Coronavirus Corporate Finance Facility (CCFF) del Reino Unido e Iberia y Vueling pidieron préstamos por valor de 1.010 millones de euros avalados en un 70% por el Instituto de Crédito Oficial (ICO)

"Probablemente hemos agotado todas las vías que se me ocurren ahora para apuntalar nuestra liquidez; el efecto se ha reducido significativamente y así sucederá a medida que avancen los meses de mayo, junio y julio", lamentó Walsh ante los parlamentarios británicos.

En mayo y abril, IAG reducirá sus costes desde los 440 millones de euros semanales hasta los 200 millones. Además, la inversión en inmovilizado se ha recortado en 1.200 millones. 

El recorte del gasto procederá, en buena parte, de un ajuste de plantilla. En el Reino Unido, British Airways tiene en marcha un plan para el despido de 12.000 personas, casi un tercio de su plantilla. Pero el ajuste no se limitará solo al archipiélago británico. "Iberia está haciendo todo lo posible para corregir su tamaño", apostilló.

“Lógicamente vamos a tener un exceso de plantilla”, admiten en Iberia

Aunque no se refirió concretamente a un expediente de regulación de empleo (ERE) en ningún momento, Luis Gallego, presidente de Iberia y próximo consejero delegado de IAG, explicó a los analistas que la aerolínea puede sufrir "ajustes de plantilla" en el futuro. “La reestructuración va a ser necesaria de forma transversal”, detalló.

En su haber, la antigua compañía de bandera española tiene otras medidas de flexibilidad que podrían evitar el ERE, pero las salidas llegarán. "Una vez acabe el ERTE que tenemos en marcha habrá que empezar negociaciones con los sindicatos para mantener la viabilidad de la compañía", avisó. Y remató: “Lógicamente vamos a tener un exceso de plantilla”.

Vueling no será ajena al recorte. En una carta enviada a la plantilla, el presidente de la low-cost, Javier Sánchez-Prieto, confirmó que las medidas "también tienen su reflejo en Vueling". Centrada en reducir el gasto, la empresa asume que es "imperativo" adaptar "la operación, el número de aviones, la inversión y, lamentablemente, el personal" a la demanda esperada tras el coronavirus.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad