La directora de un programa de TV3 dimite por usar al Rey, Sostres y Millet como blancos de tiro

stop

En el espacio 'Bestiari Il·lustrat' el escritor y guionista Jair Domínguez disparaba a los tres personajes

11 de octubre de 2012 (13:01 CET)

El último programa de Bestiari Il·lustrat del canal 33, el segundo de la televisión autonómica catalana (TV3), le ha costado la dimisión a su directora, Mai Balaguer. El motivo ha sido el uso de tres figuras de cartón que representaban al Rey Juan Carlos I, al periodista catalán, Salvador Sostres, y al ex presidente del Palau de la Música, Félix Millet, a los que se les disparaba por su actividad profesional.

El espacio dedicado a la cultura, entrevistaba este martes al escritor y guionista Jair Domínguez, autor de libros como Jesucristo era marica o Hawaii Meteor.

Críticas sangrientas


En el capítulo de esta semana Domínguez disparaba a los personajes de cartón y argumentaba por qué lo haría. Así, en una conversación con la presentadora del programa, Bibiana Balbè, el invitado explicaba que empezaría por Sostres a quien no mataría, porque “es un tío que creo que hace falta. Es el Cristiano Ronaldo de Catalunya. Es un tío que todos lo odian pero todos lo leen”.

Así, continuaba con la siguiente víctima, el empresario Millet, a quien tampoco dispararía con el fin de acabar con su vida y finalmente se detiene en el Rey, a quien describe como “una lacra”.

Mientras argumenta sus razones, se escuchan los tiros que reciben los muñecos de cartón y la sangré salpicando, haciendo referencia a los cómics o novelas negras.

Disculpas

Tras la emisión, la polémica que ha originado el programa ha obligado a TV3 a suprimir el vídeo. La cadena ha pedido disculpas a través de un comunicado por si "ha podido herir la sensibilidad de las personas o instituciones aludidas”.

Asimismo, la televisión catalana justificaba la retirada inmediata de las imágenes porque “atenta contra los principios éticos y democráticos que rigen sus programas y canales".

Con todo, y por si no era suficiente la disculpa pública, la directora del programa dimitía después de la emisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad