La empresa del Màgic Badalona irá a liquidación

stop

El juzgado no parará el cierre de Sacresa Terrenos 2 a pesar de los recursos judiciales que prepara el grupo inmobiliario

Centro Comercial Màgic.

21 de junio de 2012 (21:02 CET)

El juzgado Mercantil número 2 de Barcelona, que gestiona el proceso de acreedores de Sacresa, llevará adelante el proceso de liquidación de la quinta empresa del grupo dela familia Sanahuja, Sacresa Terrenos 2, la única que no ha logrado sellar un acuerdo para salir del concurso de acreedores este mes. El juzgado llevará adelante la liquidación pese a los recursos judiciales que ha anunciado la compañía, según han confirmado fuentes judiciales.

Los responsables del proceso judicial consideran que, por haberse extinguido el plazo legal para la presentación del acuerdo, la compañía debe liquidarse. Sacresa prepara un recurso contra la decisión judicial que presentará antes del próximo jueves 28 de junio cuando se vence el plazo para recurrir, según han informado fuentes cercanas a la compañía inmobiliaria.

La empresa, que no representa el grueso del negocio de Sacresa, tiene un pasivo de 600 millones de euros y dispone de unos activos “fáciles de liquidar”, según fuentes cercanas al concurso de acreedores. Entre ellos, destaca la participación mayoritaria de Sacresa Terrenos 2 en el centro comercial Màgic Badalona, inaugurado en pleno declive inmobiliario y que no aporta los resultados comerciales esperados.

Acreedor clave

La entrada en concurso de acreedores en junio de 2010 de la inmobiliaria Sacresa supuso la tercera suspensión de pagos de la historia de España tras la caída de otras dos grandes del ladrillo: Martinsa-Fadesa y Habitat. En ese momento, el grupo acumulaba un pasivo de 4.480 millones de euros. Dos años después, el pasado 11 de junio, cuatro de las empresas lograron salir de su situación: Cresa Patrimonial, Sacresa Terrenos Promoción y Sanahuja Escofet Inmobiliaria, con una quita que ronda los 700 millones.

Pero el acuerdo no se pudo reproducir en Sacresa Terrenos 2 dado que el juez no aceptó la posición favorable de La Caixa para llegar un acuerdo, explican fuentes judiciales.

Aunque la entidad financiera no forma parte de los grandes acreedores, su inclusión era determinante porque, con ella, se lograba la mayoría necesaria para superar el 50% de los acreedores. Si la Audiencia Provincial acepta el recurso de Sacresa, se podrá convocar una nueva junta e intentar reflotar a la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad