La expansión de Amazon en España queda en manos de carniceros y pescaderos

stop

La multinacional prepara un lanzamiento inédito en Europa: 38 puestos del mercado de La Paz serán clave para que Amazon comience a competir con Mercadona y Carrefour

Puesto de carne en el mercado de La Paz de Madrid.

Madrid , 24 de septiembre de 2016 (20:26 CET)

Para comenzar a competir con Mercadona, Carrefour y El Corte Inglés, los hombres de Amazon recorrieron todos los mercados de Madrid para valorar qué variedad de producto, calidad e imagen ofrecían los puestos de los carcineros, charcuteros y fruteros. Y el prolijo mercado de La Paz, uno de los de mayor calidad y también mayor precio, resultó el elegido.

Para Amazon, los 38 puestos del mercado funcionan como un gran supermercado y tiene la ventaja de que vende productos frescos y de calidad, una exigencia muy valorada en el mercado español. Por ello, realizó una propuesta en firme que los pequeños comerciantes no pudieron rechazar. Amazon asume todo el coste tecnológico y logístico a cambio de un 10% de la facturación que los puestos tengan en internet.

Sobre este negocio, la multinacional mete sus narices en los terrenos de los grandes supermercados españoles. Contra ellos se dirige su nueva estrategia, un proyecto de alta prioridad para la multinacional.

Las comisiones

Así, los pescaderos, los fruteros y los carniceros no pudieron rechazar la oferta. Por ello, un total de 38 puestos constituyeron una sociedad, Mercado de La Paz SL, que gestionará el nuevo modelo de negocio de Amazon en Europa. Se trata del primer mercado de productos frescos con el que la multinacional trabaja en España. Es un plan pionero y con el que la multinacional desplegará una agresiva campaña de marketing a partir de la próxima semana, cuando está previsto su lanzamiento oficial.

Además del 10% de comisión de Amazon, la propia sociedad mercantil también cobrará un 5% de comisión adicional. Así, los puestos del mercado deberán asumir un coste del 15% que asumirán por expandir su negocio a internet. La comisión es mucho más reducida que la de otras empresas del mercado como Deliveroo, que tienen a cobrar un 30% por el reparto de comida a domicilio.

Además, los comerciantes, poco habituados a interactuar con la tecnología tendrán un stand de Amazon de asistencia técnica. Los hombres de Jeff Bezos han ocupado uno de los puestos del mercado que servirá como el primer centro logístico de Amazon en este tipo de comercios.

Un supermercado de bajo coste

Además de la asociación con el mercado en un excelente producto fresco, Amazon también se asociará con una cadena de supermercados de bajo coste que opera en España y cuyo nombre aún permanece en el anonimato. Será otro de los pilares de la agresiva estrategia de Amazon Prime Now en España.

La alianza permitirá a Amazon ganar mayor cartera de clientes y, a su vez, debilitar –aunque sea de forma incipiente—a los supermercados con mayor supremacía, con Mercadona a la cabeza. La distribución del producto se realizará en bolsas de papel o en bolsas térmicas que llevarán un código de barras para ser localizadas en todo momento.

Las operaciones técnicas del mercado madrileño están siendo comandadas por un trabajador enviado por Amazon desde sus oficinas centrales en Seattle. Cada vez que ocurre algún problema técnico, el enviado corporativo llama a la central para pedir modificaciones.

Las pruebas, en las que también colabora el equipo de Seur que ensaya el sistema de envíos, comenzaron la semana pasada con bolsas vacías, pero los puestos del mercado ya han comenzado a trabajar con producto real: embutidos, frutas, incluso alguna comida preparada.

Casi todos productos de primera calidad en uno de los mercados más exclusivos de Madrid. Es lo que quería Amazon en su primera experiencia europea de este calibre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad