Competencia multa con más de tres millones al cártel de concesionarios

La familia Soler, multada por dirigir el 'cártel de los Land Rover'

stop

MULTA DE TRES MILLONES A DIEZ CONCESIONARIOS

01 de abril de 2015 (22:45 CET)

El nuevo director de Quadis, Pol SolerQuadis, la red de concesionarios y talleres oficiales más grande de España con servicio oficial de 28 marcas, propiedad de la familia Soler, forma parte del 'cártel de los Land Rover' que acaba de desmontar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Una de sus empresas, Land Motors, en plena Via Augusta de Barcelona, figura entre los diez concesionarios (siete en Madrid y tres en Barcelona) a los que se ha sancionado con una multa de casi 3,2 millones de euros al quedar acreditado que llevaron a cabo prácticas prohibidas por el artículo 1 de la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia, constitutivas de cártel. La multa a Land Motors asciende a 422.578 euros.

Familias Plá y Sala

Algo menos, casi 115.000 euros, es el importe de la sanción impuesta a la sociedad Auto Pla de Vic 4per4, otra empresa familiar dedicada a la compraventa y reparación de vehículos desde hace más de 70 años, y hoy gestionada por Santiago Plá Costa, hijo del fundador, y sus hijos Jorge y Santiago.

El tercero de los concesionarios de Barcelona implicados en el cártel es Accesoris Manresa 4x4, perteneciente al grupo Sala Team, propiedad de los Sala. Otra familia dedicada al sector de la automoción desde la segunda mitad del siglo pasado. Su multa asciende a casi 41.000 euros

Limitar la competencia al cártel

La CNMC considera acreditado que varias empresas concesionarias acordaron la fijación de precios y otras condiciones comerciales, e  intercambiaron  información estratégica en las zonas de Madrid y Barcelona. Dichos acuerdos tenían por objeto limitar la competencia entre los integrantes del cártel.

Una de las particularidades de las conductas que es coincidente en ambas zonas geográficas, ha sido la participación de empresas externas contratadas por los propios concesionarios, cuyo cometido era controlar el cumplimiento de los acuerdos, a través de visitas periódicas a los participantes, con el objeto de recabar información que posteriormente era puesta a disposición del resto de concesionarios.

En Madrid, la CNMC ha sancionado a Adventure Center, Bruselas Motor 4x4, C. de Salamanca, Deysa Land Rover, Divento 4x4, Movilcar y Quiauto, por llevar a cabo dichas prácticas. Tanto en Madrid como en Barcelona estas infracciones fueron cometidas con la colaboración de las empresas Ant y Horwarth.

Ocultación de acuerdos ilícitos

El entramado organizativo diseñado por las partes, dice Competencia, presenta muchas de las características propias de los cárteles, con ocultación deliberada de los acuerdos ilícitos, regularidad de celebración de los encuentros entre los concesionarios, represalias adoptadas contra las empresas incumplidoras y la utilización de terceras empresas para llevar a cabo un control y seguimiento de los acuerdos.

Contra estas resoluciones no cabe recurso alguno en vía administrativa, pudiendo interponerse recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad