La Feria de Abril de Barcelona: un negocio privado que creció con ayudas públicas

stop

El encuentro recibió hasta 260.000 euros en subvenciones y cobra por el suelo que recibe gratis del ayuntamiento

23 de julio de 2014 (02:00 CET)

García Prieto, que siempre se fotografió y cenó con los altos cargos de la política catalana (desde Jordi Pujol hasta José Montilla), construyó un negocio privado que creció gracias a las ayudas públicas, que representan más del 50% de los ingresos de la entidad.

Llegó a recibir hasta 260.000 euros en subvenciones para la organización de la feria. También obtenía el suelo gratuito de los ayuntamientos pero lo alquilaba a precio de milla de oro a los feriantes. Los políticos catalanes siempre le temieron porque García Prieto se adjudicaba influencia electoral en los andaluces de Catalunya, algo que durante muchos años creyeron los políticos locales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad