Foto de archivo del expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, mientras daba una rueda de prensa en Tokio.  EFE/ Kimimasa Mayama

La Fiscalía ya acusa directamente a Ghosn de evasión fiscal

stop

La documentación de la Fiscalía asegura que el expresidente de Nissan declaró al regulador bursátil la mitad del salario pactado con la empresa

Economía Digital

Foto de archivo del expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, mientras daba una rueda de prensa en Tokio. EFE/ Kimimasa Mayama

Barcelona, 10 de diciembre de 2018 (14:06 CET)

Las autoridades japonesas ya acusan formalmente al expresidente de Nissan Carlos Ghosn por su presunto fraude fiscal. Este lunes, la Fiscalía de Tokio inculpó al mandatario brasileño  por no declarar parte de los ingresos pactados con el fabricante de coches entre 2011 y 2015 además de emitir una orden de detención adicional.

El ejecutivo entró en la cárcel el 19 de noviembre después de una investigación interna de Nissan que lo acusaba de esconder casi 5.000 millones de yenes –alrededor de 39 millones de euros al cambio actual— al fisco nipón. Esta semana finalizaba el plazo de la detención provisional, por lo que la Fiscalía estaba obligada a mover ficha.

Ahora, los documentos de inculpación sostienen que Nissan también cometió irregularidades debido a que tampoco informó al regulador bursátil de una parte de los emolumentos de Ghosn. De acuerdo con uno de los documentos a los que ha tenido acceso Efe, en los ejercicios comprendidos entre 2011 y 2015 Ghosn reportó la mitad de lo que había convenido con Nissan. Las discrepancias en los tres años posteriores, sin embargo, son mucho mayores.

Según informaron varios medios, las cantidades que no fueron declaradas forman parte de ingresos pactados por Goshn con Nissan para cuando abandonara la compañía.

Nissan: "Lo que vimos os sorprendería"

La Fiscalía actúa así ante la investigación iniciada por la propia Nissan hace meses. “Lo que encontramos es intolerable”, rezaba una carta enviada hace dos semanas por el consejero delegado del fabricante, Hiroto Saikawa, a los empleados. 

En la nota a la que ha tuvo acceso Les Échos, el dirigente advertía a los trabajadores que “se sorprenderían si vieran los resultados” de la auditoría. “Los expertos a los que preguntamos nos dijeron que las conclusiones del informe son en gran medida suficientes para justificar el despido”, señalaba el ejecutivo. Y añadía: “Se están realizando registros en algunos puestos de trabajo, sed completamente colaborativos”.

El objetivo final de Saikawa es ahora "minimizar las consecuencias de la crisis en la operación". Además, reafirma su teórica a puesta por la alianza con Renault Mitsubishi: "Los acontecimientos no deberían tener ningún impacto en nuestra asociación, pero haremos nuestro mejor esfuerzo para estabilizar las relaciones entre los tres grupos", zanja.​

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad