La Generalitat presiona los trabajadores de Panrico para que abandonen la huelga

stop

El consejero de Empresa especula con un posible cierre de la planta catalana

Felip Puig, consejero de Empresa i Ocupació | EFE

17 de octubre de 2013 (19:06 CET)

“Haremos todo lo posible para terminar con la actitud más visceral de los trabajadores”. El consejero de Empresa y Ocupación de Catalunya, Felip Puig (CiU), ha asegurado este domingo que la Generalitat media entre la dirección y la plantilla de Panrico para poner punto y final a la huelga indefinida en la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona).

Eso sí, el político ha dejado claro que entiende la posición de los empleados catalanes. “Su futuro es incierto”, reconoce. La viabilidad de la compañía pasa por “sacrificios importantes” y por “reducción de salarios”. Así, se garantizará su continuidad.

Cierre planta catalana

La Generalitat especula con que el consejero delegado de Panrico, Carlos Gila, decida cerrar la planta catalana y continuar con la actividad en el resto de factorías de España. Una decisión que equilibraría los números de la compañía y limitaría los ajustes en el resto de centros de producción, señalan fuentes cercanas al empresario. Eso sí, se debería replantear los repartos en el norte de España.

“Lo más triste es que Catalunya cerrara por falta de acuerdo”, señala Puig. Recuerda que no queda mucho tiempo para llegar al ansiado pacto antes de que la empresa se colapse. “El producto industrial fresco, como el de Panrico, es muy exigente”, añade el consejero.

Avales

La Generalitat reitera su decisión de no invertir un euro en la compañía y limitarse a los avales bancarios. “La empresa no necesita financiación pública. Tiene pérdidas acumuladas, no falta de liquidez”, destaca Puig.

“La inyección de capital no irá a cargo de recursos públicos de la Generalitat”, sentencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad