Panrico mantiene el pulso a la planta de Santa Perpetua

stop

ALIMENTACIÓN

La factoría de Panrico en Santa Perpètua (BCN)

13 de octubre de 2013 (19:34 CET)

Panrico no piensa ceder ante los trabajadores de la planta de Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona). La compañía del sector de la alimentación ha avisado a los trabajadores de su principal factoría que este lunes abrirá las puertas con toda normalidad pese a la amenaza de huelga indefinida.

La firma dirigida por Carlos Gila ha criticado a los trabajadores por su decisión de romper el acuerdo laboral alcanzado el jueves pasado en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) con representantes de UGT y CC OO. En un comunicado, recuerda que el pacto es tan vinculante como puede ser un Convenio Colectivo.

Huelga indefinida

La plantilla de Panrico convocó una huelga indefinida el sábado por la noche en la planta de Santa Perpètua después de que la asamblea de trabajadores rechazara el principio de acuerdo de los sindicatos con la empresa. La asamblea reclama el abono íntegro de la nómina de septiembre y no en tres plazos tal y como se ha pactado.

Por su parte, la compañía explicita en su comunicado que "protegerá y garantizará el derecho al trabajo en todos los centros, incluyendo Santa Perpetua, donde ya se trabaja de forma coordinada con los Mossos de Esquadra".

Las otras factorías

Además, indica que "que las plantas de Puente Genil, Madrid, Valladolid y Zaragoza están operando y seguirán operando con total normalidad, así como nuestras redes de distribución en todo el territorio nacional".

Pese a tal afirmación, CC OO ha informado que la planta de Madrid también ha rechazado el acuerdo del SIMA y que la de Zaragoza lo someterá a votación esta semana.

El preconcurso

Panrico presentó la solicitud de preconcurso de acreedores a principios de este mes. La empresa suspendió el pago de la nómina a sus cerca de 4.000 empleados para poder afrontar el pago a sus proveedores. La firma no tiene deuda financiera

Para garantizar la viabilidad de la empresa, la dirección de la compañía ha planteado a los sindicatos una extinción de 1.914 empleos, casi la mitad de la plantilla, en todas las plantas que tiene en España, y una reducción del sueldo del resto de trabajadores de hasta el 45 %.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad