Panrico, en huelga en su planta de Santa Perpètua

stop

DECISIÓN DE LOS TRABAJADORES

La factoría de Panrico en Santa Perpètua (BCN)

13 de octubre de 2013 (11:37 CET)

La plantilla de Panrico ha iniciado una huelga, desde la noche de este sábado, en la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), después de que la asamblea de trabajadores rechazara el principio de acuerdo de los sindicatos con la empresa. La asamblea reclama el abono de la nómina de septiembre.

La asamblea tomó la decisión, sin someterla a votación, al entender que la medida ya se había acordado en otra reunión anterior, según explicó el presidente del comité de empresa de Panrico en la planta de Santa Perpétua, Ginés Salmerón (CCOO).

La decisión de los trabajadores de la planta catalana, la que cuenta con más trabajadores del grupo Panrico, ha dejado, por tanto, sin efecto el principio de acuerdo alcanzado el jueves por la dirección de la empresa y los sindicatos UGT y CCOO, que aceptaron desconvocar el paro a nivel estatal a cambio de cobrar en tres plazos la nómina pendiente.

Cobro aplazado

En la asamblea celebrada en la noche del sábado, participaron más de 200 de los 345 trabajadores de la planta, y la huelga tendría ya su efecto de inmediato. Los trabajadores se niegan a cobrar esa nómina aplazada en tres plazos. Con la decisión, la presión se traslada ahora a la empresa.

Pero la dirección de la empresa ya ha difundido un comunicado en el que se asegura que el incumplimiento de los acuerdos, siguiendo “lo pactado y lo firmado”, pondría en riesgo el cobro de salarios para todos los trabajadores de la plantilla.

La situación de otras plantas

Ginés Salmerón, de CCOO, afirma que los trabajadores de Panrico de la planta de Paracuellos de Jarama (Madrid) han rechazado el preacuerdo y han acordado presentar una solicitud de huelga para iniciarla la próxima semana.

En cambio, los trabajadores de las plantas de Panrico en Valladolid y Puente Genil (Córdoba) han aceptado el preacuerdo y no son partidarios de ir a la huelga, mientras que los empleados de la planta de Zaragoza han convocado una asamblea para el próximo martes para posicionarse.

Todo este conjunto de decisiones podrían poner en peligro el plan de viabilidad que la empresa tenía previsto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad