La carne y los embutidos podridos descubiertos por la Guardia Civil.

La Guardia Civil desmonta la trama del jamón: 10.700 ibéricos en mal estado

stop

La Guardia Civil amplía investigaciones de los embutidos caducados y descubre una nueva nave perteneciente a la trama destapada por Economía Digital

Madrid, 08 de julio de 2018 (11:24 CET)

La Guardia Civil amplía las investigaciones de la trama empresarial que vende jamones y embutidos caducados y podridos en toda en España con el hallazgo de una séptima nave clandestina en la que se encontraron 10.700 productos.

Los agentes de la Guardia Civil encontraron el pasado 26 de junio, en una nave en Fuente Vaqueros (Granada), jamones y embutidos envasados y congelados “en mal estado de conservación”, según informó el cuerpo policial este domingo.

La Guardia Civil ha emitido el primer comunicado sobre sus investigaciones de la trama del jamón que con el que oficializa la investigación contra una trama delictiva de unas 30 empresas, de la que informó en exclusiva Economía Digital.

Un camión con 25 palés de jamón en mal estado

La última operación policial se llevó a cabo después de que una patrulla interceptara un camión frigorífico con 25 palés de jamones ibéricos y embutidos “que presentaban anomalías en el etiquetado y algunos de los jamones también síntomas de putrefacción”.

La Guardia Civil asegura que, tras comprobar que el camión interceptado se dirigía hacia una nave industrial en Fuente Vaqueros, decidió inspeccionarla. Allí encontró 10.700 piezas de jamones y embutidos de cerdo ibérico también en condiciones deplorables: mal envasadas, sin trazabilidad y algunas “visiblemente podridas”.

Entre las anomalías, había embutidos caducados desde 2015, otros ni siquiera tenían la fecha de caducidad, “no existían albaranes que acreditaran la procedencia ni el destino del producto y algunas de las etiquetas inspeccionadas presentaban indicios de haber sido manipuladas”. La Guardia Civil inmovilizó la carne al considerarla un riesgo para la salud pública.

La investigación, que ha destapado uno de los mayores delitos alimentarios en España en los últimos años, ya afecta a cinco comunidades autónomas (Extremadura, Valencia, Murcia, Andalucía y Madrid), sigue en desarrollo y se esperan nuevas actuaciones en los próximos días.

La investigación del mayor delito alimentario

La mayor trama de venta de comida en mal estado jamás conocida en España está siendo investigada por los tribunales de Alzira (Valencia) y Fregenal de la Sierra (Badajoz) después del hallazgo de más de 900.000 kilos de carne en mal estado almacenada en seis naves clandestinas de Extremadura y Valencia en el último año. Esta nave en Granada sería la séptima. 

La red delictiva almacenaba carnes y jamones procedentes de devoluciones que se recogían de los supermercados, almacenes y mataderos y que debían ser destruidos. Pero en lugar de incinerarlos, como establece la ley, un grupo de empresas las desviaba a naves clandestinas, donde se reenvasaban y reetiquetaban como producto nuevo para introducirlos de nuevo en el mercado.

Hasta ahora, hay una decena de empresas imputadas y una treintena de sociedades investigadas.

Las malas condiciones del producto pueden motivar la presencia de bacterias causantes de graves enfermedades, entre ellas la listeria monocytogenes y la clostridium botulinum que pueden desencadenar desde una diarrea hasta graves complicaciones como trastornos neurológicos y abortos.

Buena parte de la mercancía terminó en las cárceles de casi toda España, según la investigación. Una empresa con sede en Murcia llevaba partidas de carnes no apta para el consumo humano a las cárceles. Instituciones penitenciarias le rescindió el contrato. La empresa, Porkytrans, ha negado a este medio su implicación con la trama y asegura que la rescisión del contrato se debe a una medida comercial para favorecer a sus competidores.

Comapa, el proveedor de jamones estrella de Carrefour

Entre las empresas investigadas destaca Comapa, principal distribuidor de ibéricos de España y proveedor estrella de Carrefour. Hasta ahora, varias denuncias han recaído sobre esta cadena de supermercados que ha vendido jamones de Comapa con gusanos, lo que ha generado protestas en varias provincias españolas.

Carrefour, que ha recibido denuncias por vender jamones con gusanos, ha decidido retirar algunas partidas de productos del proveedor investigado “por prevención y en contacto con las autoridades competentes”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad