La 'guerra del agua' en Catalunya abre frente en Sabadell

stop

GESTIÓN DEL AGUA

26 de marzo de 2013 (21:07 CET)

La guerra del agua en Catalunya, el conflicto entre Acciona y Aguas de Barcelona (Agbar) a raíz de la adjudicación por 50 años de la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL), se ha centrado en otro frente: la Compañía de Aigües de Sabadell (Cassa).

La OPA del grupo de Ángel Simón sobre la compañía local parecía pan comido, sobre todo por las ganas de hacer caja de los accionistas institucionales. Pero en el tramo final, la operación se ha complicado por la acción de un grupo de minoritarios que piden más dinero del que ofrece la filial de Suez Environment.

Asesorados desde Madrid, en el último consejo de administración su representante legal, el bufete de abogados Araoz y Rueda, amenazó con llevar la OPA a los tribunales. Por el momento, este martes han hecho pública la denuncia ante la Comisión Nacional de Competencia (CNC). De nuevo, a través de una agencia de comunicación afincada en la capital de España.

Notificación al regulador

El vicepresidente de Cassa, Lluís Pascual, el secretario del consejo, Carlos Enrich, y la consejera independiente, María Ángels Bosser, aseguran al regulador que Agbar superaría el 30% de la cuota de mercado tras la adquisición del grupo local. Por lo que habrían incumplido la obligación de notificar la operación antes del pasado 31 de enero, fecha en la que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) informó de la admisión a trámite de la OPA, acordada el 29 de enero.

“Los denunciantes entienden que la OPA no podrá llevarse a cabo hasta que no se notifique a la CNC y que dicha comisión no se pronuncie sobre la misma. La denuncia podría paralizar el proceso de la OPA, como mínimo, un mes”, afirman los minoritarios en su comunicado a la prensa.

Resolución CNC

Para referirse a la cuota de mercado que controla Agbar, Pascual, Enrich y Bosser hacen referencia a la resolución del regulador del 21 de diciembre. Precisamente, uno de los documentos de la operación de ATLL.

Se trata de la autorización en primera fase de la gestión del servicio por parte de Acciona Agua, el grupo Acciona, y el inversor brasileño BTG Pactual a través de la sociedad Aigües de Catalunya (con sede en Londres, no se trata de la filial de Comsa Emte y Aguas de Valencia que tiene el mismo nombre). En esa fase del polémico concurso público de la Generalitat, la oferta de Agbar ya había sido superada por su rival.

Cuota de Cassa

Los consejeros que plantan cara a la gestora de Suez reconocen en su escrito que la cuota de mercado de Cassa en España no llega al 5%. Fuentes del sector aseguran a este medio que se queda muy lejos de este porcentaje. Por lo que es discutible que el cambio de propiedad modifique de forma sustancial el reparto del negocio del agua en Catalunya, dominado de forma clara por Agbar.

Otros interlocutores jurídicos afirman que no es una operación que requiera el visto bueno de la CNC, precisamente, porque no altera el mercado. Además, se debe tener en cuenta que la gestora dirigida por Simón ya es accionista del grupo local. Tiene una participación del 13,62%.

Los minoritarios también han intentado paralizar la OPA de Agbar sobre Cassa en la CNMV. Esta institución es la que tiene la última palabra sobre la operación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad