Anuncio de televisión de la hamburguesería Carl's Jr.

La hamburguesería de los anuncios sexistas desembarca en España con recato

stop

La hamburguesería estadounidense Carl’s Jr, que mostraba modelos con salsa BBQ en los senos, prevé abrir un centenar de locales en España

Madrid, 20 de agosto de 2017 (05:55 CET)

En Estados Unidos son conocidos por sus campañas publicitarias donde las modelos salen en bikini cocinando la carne en la barbacoa y manchando sus cuerpos con las salsas de las hamburguesas que chorrean.

En ocasiones, las modelos se retuercen de placer cuando degustan por primera vez la comida rápida de Carl’s Jr y hasta se tocan sus zonas erógenas para el escándalo de los observadores. La coletilla final, en la ha participado la propia Paris Hilton, suele ser la misma “It´s hot” (está caliente).

La publicidad televisiva de Carl’s Jr, la cadena de hamburgueserías que ha triunfado en la costa oeste de los Estados Unidos y que también se ha impuesto en México, ha estado envuelta en polémica en los Estados Unidos, donde ha sido acusada sexista y de tratar a la mujer como carne sólo con fines publicitarios.

“Me gustan nuestros anuncios. Me gustan las mujeres guapas comiendo hamburguesas en bikini. Creo que eso es muy americano”, se defendió de las críticas el histórico consejero delegado histórico, Andrew Puzder, recién retirado de la compañía.

La marca forma parte de la multinacional CKE, que también cuenta con la marca Green Burrito, tiene más de 20.000 empleados con presencia en 38 países. 

Cambio de rumbo

Puzder, conocido financista de la campaña de Donald Trump, se retiró cuando estuvo a punto de ser nombrado secretario de Trabajo. Pero el veto demócrata por su controversial posición frente al aumento del salario mínimo, impidió ocupar tan alto cargo y se quedó sin su puesto político y sin la compañía.

Ahora Carl’s Jr ha incuido a España en su nueva etapa expansiva. Y llegarán con fuerza. La compañía ha explicado que pretende abrir unos cien restaurantes en menos de tres años y medio.

Pero a los anuncios de televisión españoles no estarán llenos de mujeres en bikini ni mensajes sexuales con doble sentido. Sólo habrá promoción de comida: carne, pan y vegetales.

La multinacional ha decidido desechar su publicidad sexual en su expansión internacional y ahora sólo venderá las bondades de su producto. Asegura que su carne es la única de las grandes cadenas de hamburguesas estadounidenses que no lleva hormonas ni medicamentos cuestionados o polémicos. Se vende como una carne natural, al igual que su hamburguesa más promocionada “All natural”.

Polémica por el salario

Carl’s Jr comenzará este otoño en España con la inauguración de un local en Gran Vía. Será sólo el comienzo. La cadena tiene planificado una expansión agresiva al estilo de las grandes franquicias estadounidenses participadas por fondos de inversión. Llega para hacer rápidos resultados y en el corto plazo. En España competirá con otras cadenas como Five Guys que también abrió operaciones en España con un local en la Gran Vía de Madrid. La compañía llega en un comento de fuerte competencia entre los restaurantes de hamburguesas con McDonald’s, Burger King, Foster’s Hollywood y Vips en período de estancamiento.

El histórico consejero delegado y polémico portavoz de la marca también ganó en polémica cuando se opuso a la subida de salario mínimo de 7,25 hasta los 10,10 dólares. “No me opongo a que suban los salarios. Me opongo a que suban de forma irracional porque los trabajadores poco cualificados y las minorías necesitan estos trabajos. Si se suben mucho los salarios, las empresas dejarán de contratarlos”, aseguró.

El directivo, ahora retirado, también era partidario de la sustitución de empleados por robots y dejar a los humanos en puestos clave para hacer que la experiencia del consumidor sea “más fluida”. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad