La industria alimentaria resiste la crisis gracias a las exportaciones

stop

Las ventas en el exterior pasan del 18% al 24% en los últimos seis años. La facturación en España desciende un 0,3%, una cifra “insignificante” a ojos de la patronal que se prepara para el salón Alimentaria 2012

20 de marzo de 2012 (13:12 CET)

Sólo superada por el turismo, la segunda industria del país, la alimentación, resistió la crisis el año pasado gracias al aumento de las exportaciones. La facturación, estimada en unos 800.000 millones de euros y que representa un 7% del Producto Interior Bruto, apenas se redujo un 0,3%, una disminución insignificante a juicio del presidente de la Federación Española de la Industria de la Alimentación y las Bebidas, Horacio González Alemán, que ayer participó en la presentación del salón Alimentaria 2012.

La exposición internacional de la alimentación, que se celebrará entre el 26 y el 29 de marzo en la Fira de Barcelona, atraerá a unos 140.000 visitantes, de los cuales unos 35.000 provienen del exterior, según explicó el presidente del consejo de administración de la Fira, Josep Lluís Bonet. La exposición, que cerrará el día del la huelga general, atraerá a 4.000 empresas (1.300 de ellas extranjeras).

Las compañías españolas participantes esperan aprovechar el contacto internacional de Alimentaria, donde podrán recibir asesoría estratégica y financiera para exportar sus productos. “Es un aspecto vital porque de la internacionalización dependerá la supervivencia de muchas empresas del sector”, explicó Bonet. La exportación del sector ha pasado del 18% en 2005 hasta el 24% en 2011.

El salón también ha aumentado un 20% el presupuesto destinado a la promoción exterior de los productos y bebidas producidos en España.

México, país invitado

El mayor esfuerzo de internacionalización coincide con la llegada por primera vez de empresas de Tailandia, Dubai y Suecia, mientras aumenta la representación de empresas chinas. Este año, México es el país invitado y más de 40 expositores de ese país contarán con un espacio destacado dentro del recinto ferial.

Una de las novedades consiste en la celebración de actividades de innovación y desarrollo denominadas Barcelona Hub que buscan encontrar oportunidades de negocio en las empresas innovadoras. La propia feria ha mostrado su interés en internacionalizar el salón, un modelo que ya han adoptado en Lisboa y México.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad