La mano derecha de Rato se atrinchera en Bankia

stop

Luis Maldonado mantiene el sueldo con funciones de directivo de tercer nivel

Luis Maldonado

29 de noviembre de 2012 (22:59 CET)

En Bankia el actual responsable de la prospección de mercado mantiene el sueldo de director general adjunto. La paradoja se produce en pleno proceso de reestructuración –que supondrá la salida de 6.000 empleados—. Luis Maldonado fue el número dos de Caja Madrid aunque actualmente desempeña funciones poco claras, según los sindicatos, y alejadas de cualquier rama ejecutiva. El antiguo presidente de la institución, Rodrigo Rato, le reclamó en PricewaterhouseCoopers para que se incorporara a la entidad como director de gabinete de presidencia con rango de director general adjunto y miembro del consejo de dirección. La relación entre ambos viene de largo.

Maldonado colaboró con Rato como mano derecha en el Fondo Monetario Internacional y en el Ministerio de Economía. No le siguió cuando el ex ministro de José María Aznar (PP) dimitió como presidente de Bankia tres días antes de que el Banco de España la nacionalizara. El antiguo número dos de la entidad continúa en las torres Kio, aunque le han desnudado de poder y de cualquier derecho apareado al cargo. Sólo permanece inalterada la retribución.

Blindaje


Para incorporarse a Caja Madrid, Maldonado pactó con su jefe histórico cobrar 358.000 euros al año, sin sumar planes de pensión ni otras compensaciones, y una indemnización en caso de despido de 715.000 euros, según consta en el Banco de España, sea cual sea el motivo. Bankia subrogó la relación laboral. El suyo sería uno de los pocos casos que ha resistido a la rebaja salarial generalizada impuesta por José Ignacio Goirigolzarri, según el relato sindical. Bankia no se pronuncia sobre este extremo y alega que es información de índole personal. Los últimos registros disponibles no recogen ninguna modificación de las cantidades.

Goirigolzarri, con un sueldo limitado por Bruselas, habría pedido que se negociara la salida de Maldonado o bien que renuncie a una parte considerable del salario. En junio, cuando abandonaron Bankia prácticamente todos los miembros del equipo de Rato, el escudero del ex ministro se negó a revisar sus condiciones a la baja y, amparándose en el contrato, invitó al banco al despido, según Comisiones Obreras (CCOO). Sólo se irá si cobra la indemnización, y la modificación unilateral de las condiciones supondría el abono del blindaje.

Rendimiento

A pesar de que la evolución profesional es descendiente, Bankia niega que Maldonado haya sido aparcado. Confirman que sus funciones se desarrollan en el área de estudios y de prospección de nuevos mercados y valoran adecuadamente el rendimiento. Con las limitaciones interpuestas por Bruselas para recibir la ayuda pública –13.459 millones más— sus atribuciones serán menores. Bankia tiene prohibido desarrollar actividades distintas a la banca minorista. Ni siquiera venderá hipotecas y deberá ceñirse a la función clásica de las cajas de ahorro. No podrá diseñar nuevos productos ajenos a esos ámbitos ni adaptarse a tendencias distintas al perímetro limitado por la Comisión Europea.

El principal colaborador de Rato, que declarará como imputado el 20 de diciembre por la salida a bolsa de Bankia, es licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas ICADE, economista del Estado y posee un postgrado de Administración de Empresas por la Universidad de Georgetown de Washington. Maldonado ha completado su formación con una actividad académica constante, con estancias en algunas universidades internacionales de amplio reconocimiento, como la London School of Economics. Su antiguo jefe sí renunció a 1,2 millones de indemnización cuando dimitió como presidente de la entidad, hoy en manos del fondo de rescate Frob.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad