El todavía presidente de Aena, José Manuel Vargas (i), con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (d). | EFE

La patada a seguir de Vargas a la crisis de Aena sorprende a Montoro

stop

El Ministerio de Hacienda, asombrado con el gesto del presidente de Aena para traspasarle la responsabilidad de resolver el conflicto laboral

Barcelona, 23 de agosto de 2017 (05:55 CET)

Aena pasa el balón al Ministerio de Hacienda. El presidente del gestor aeroportuario, José Manuel Vargas, traspasa la responsabilidad de solucionar la crisis sindical al ministro Cristóbal Montoro. Y en el ministerio todavía se preguntan qué función pueden jugar ellos para frenar la huelga de 25 días con la que amenazan los sindicatos.

Hasta tres fuentes del interior del Ministerio de Hacienda critican la solución escogida por Vargas para resolver el conflicto: solicitar a la cartera pública elevar el número de trabajadores por encima de la tasa de reposición y aplicar subidas salariales por encima del resto de funcionarios. De hecho, ya ha cursado la petición para poner en marcha las mejoras.

Las mismas voces advierten que el movimiento del ejecutivo es una manera de despejar el problema hacia arriba. "Así se quita de encima la responsabilidad ante unas peticiones muy complicadas de cumplir", añaden. Se trata de la recuperación del 8% del poder adquisitivo perdido desde 2010 y la contratación de 700 personas entre Aena y Enaire.

Fomento niega desentenderse del conflicto de Aena

Desde el Ministerio de Fomento, propietario del 51% del gestor, niegan el patadón. Un portavoz explica a Economía Digital que el martes el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, presentará las propuestas concretes a los sindicatos.

“No nos desentendemos del conflicto” garantizan. Sin embargo, emplazan a la semana que viene para dar a conocer sus aportaciones e incluso para revelar si apoyan el movimiento de José Antonio Vargas.

De la Serna también pone la solución en la lista de deberes de Montoro

El titular de la cartera, Iñigo de la Serna, dio las primeras pinceladas. "El acuerdo debe de estar dentro del marco global para la Función Pública, es decir debe estar ligada al ámbito global de los empleados públicos", explicó. Más presión sobre los hombros de Montoro.

El ministro también desvió la atención de Aena: "el acuerdo no sólo es del gestor, lo que no podemos hacer es diferenciar las condiciones laborales entre unas empreas y otras de la Administración General del Estado". La única concesión llegó al reconocer que puede ser posible "abrir el diálogo sobre cuestiones de carácter organizativo" como la incorporación de más personal.

Los sindicatos se hartan de ir de ministerio en ministerio

Y mientras el conflicto saltaba de ministerio en ministerio, los sindicatos se hartaron. En un comunicado conjunto, UGT, CCOO y USO lamentan que el Gobierno "no debería seguir paseando el problema entre ministerios como hace desde mayo".

La huelga de 25 días para los próximos meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre sigue sobre la mesa. “La solución a un conflicto de enormes consecuencias es tan simple como la voluntad política de adoptarla. Puede hacerse en el marco presupuestario vigente, que ya tiene previstas medidas extraordinarias relativas al rendimiento y la eficiencia, y está conforme a otras excepciones que ya se aplican en el sector público", zanjan.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad