La patronal de la cosmética y la OCU, a la greña por los 'rankings' de cremas

stop

Stanpa califica de subjetivo e impreciso el último informe de la organización de consumidores

Una de mujeres voluntarias del estudio de la OCU / OCU

29 de septiembre de 2014 (20:48 CET)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado este lunes un nuevo informe sobre 17 BB creams que hay en mercado español. Este estudio ha levantado ampollas en el sector de la cosmética. La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) lo ha calificado de subjetivo e impreciso.

Las BB creams son cremas faciales con un toque de color que, en algunas ocasiones, protegen del sol. Ha sido uno de los productos estrella de este verano y, tras su boom, la OCU ha elaborado un estudio en el que pone de relieve los pros y los contras de este tipo de productos, así como un listado de las mejor valoradas.

Cruce de críticas

Algunas observaciones de la OCU como que “a pesar de su publicidad, los resultados no son tan brillantes” o que aunque “este tipo de cremas incluyen un factor de protección solar, éste no siempre se cumple” han supuesto un duro golpe para los fabricantes.

En su defensa, Stanpa destaca que estos productos llegan al mercado avalados tecnológica y científicamente, y carga contra la OCU por elaborar un informe que no especifica la metodología utilizada ni el centro de investigación que lo ha elaborado.

Diferencia de precios

La organización de consumidores, por su parte, subraya que algunas cremas sorprenden por sus malos resultados y advierte de la gran diferencia de precios entre unas marcas y otras. Y va, incluso, más allá. “De los productos analizados, tres contenían unos conservantes que, a pesar de estar autorizados, la OCU no considera convenientes”, concluye tras el estudio.

Para la patronal de la cosmética estos son juicios subjetivos y sólo sirven para atacar determinados productos sin una base científica. Además, Stanpa asegura que informes de otros países emiten conclusiones muy diferentes. “La publicación manipula los datos a su antojo, la OCU cuestiona ingredientes legales sin ningún rigor”, denuncia la asociación a través de un comunicado.

Gran repercusión

Stanpa es consciente del poder que tiene en el consumidor este tipo de rankings e informes. Tras la última comparativa de la OCU sobre cremas antiarrugas, el producto comercializado por Lidl, que fue calificado como el mejor en calidad-precio, se agotó en apenas unos días y la cadena tuvo que aumentar el stock para cubrir la demanda de los consumidores.

Por ello, la asociación de la cosmética arremete duramente contra la OCU a sabiendas de los efectos negativos que podría tener este último informe en las ventas de determinadas BB creams, sobre todo las que obtienen peor calificación por parte de la organización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad