La patronal madrileña desvió las subvenciones a pagar nóminas de directivos

stop

Los salarios de algunos directivos de CEIM fueron asumidos con dinero destinado a la formación de trabajadores

El presidente de Grupo Cantoblanco, Arturo Fernández | EFE

13 de marzo de 2014 (14:36 CET)

La patronal madrileña CEIM, presidida por Arturo Fernández, pagó las nóminas de algunos de sus directivos con dinero de subvenciones destinado a la formación de trabajadores. Un informe de la Cámara de Cuentas asegura que durante los años 2008 y 2009 la asociación empresarial utilizó esos fondos para pagar los salarios de los directivos, algunos de los cuales superan los 100.000 euros anuales, según publica este jueves El País.

La patronal destinó 405.000 euros de la formación de los trabajadores a pagar a sus directivos en el año 2009, de acuerdo con los documentos elaborados por la Cámara de Cuentas, el organismo encargado de auditar la gestión de los entes regionales.

Las cuantías

Los documentos señalan que en 2009 "se han financiado con fondos públicos el 35% de los costes salariales del secretario general; el 54% en el caso de la directora del departamento de Asuntos Laborales; el 50% de los costes en el caso del director financiero, de la directora de Asuntos Económicos y del director de Comunicación; y en el 90% de la directora de Formación". Los sindicatos UGT y CCOO también desviaron a pagar sueldos de directivos con esos fondos: 78.000 euros UGT y 72.000 euros CCOO.

La Ley General de Subvenciones contempla el desvío total o parcial de los fondos como una infracción muy grave. En este caso la Administración debe solicitar la devolución del dinero

La justificación

Los informes de la Cámara de Cuentas, que sólo puede hacer recomendaciones, fueron enviados al Tribunal de Cuentas con capacidad para fijar sanciones.

La patronal ha justificado el desvío asegurando que el pago de los sueldos de los directivos son necesarios para gestionar los fondos para los cursos de formación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad