De izquierda a derecha: Dimas Gimeno, Marta y Cristina Alvarez Guil y Florencio Lasaga en la Fundación Ramón Areces.

La pega de las hermanas Álvarez para cobrar de El Corte Inglés

stop

Las hermanas Álvarez poseen las acciones de los grandes almacenes a través de IASA, sociedad que comparten con Dimas Gimeno, al que también tienen que pagar

Carles Huguet

Economía Digital

De izquierda a derecha: Dimas Gimeno, Marta y Cristina Alvarez Guil y Florencio Lasaga en la Fundación Ramón Areces.

Barcelona, 15 de mayo de 2019 (04:55 CET)

La guerra judicial entre las familias de El Corte Inglés sigue en los juzgados. Mientras Dimas Gimeno, el sobrino de Isidoro Álvarez, y su entorno se ven las caras en los tribunales con Marta y Cristina Álvarez, hijastras del histórico presidente de los grandes almacenes, ambos bandos incrementarán sus ganancias procedentes de la empresa al aprobar un dividendo de alrededor de 11 millones en la sociedad que posee las acciones.

Cartera de Valores IASA es la sociedad a través de la que los herederos de Isidoro Álvarez --fallecido en 2014-- tienen una participación del 22% de El Corte Inglés. Las hermanas Álvarez suman el 69% del capital mientras que Gimeno; su madre, María Antonia Álvarez; y su tío, César Álvarez, suman el 31% restante. En varias ocasiones, los minoritarios denunciaron “el ahogamiento financiero” y llevaron las últimas cuentas aprobadas a los juzgados.

Ahora, las hermanas elevarán los dividendos después de que los grandes almacenes hicieran lo propio. En 2018, el gigante de la distribución elevó el pago a sus accionistas en un 30% hasta los 65 millones de euros. Así, 14,3 millones correspondieron a IASA en lo que representa casi la totalidad de los 15,7 millones de ingresos que tuvo la patrimonial durante el pasado año.

A Dimas Gimeno y su entorno le tocan 3,5 millones de euros en dividendos

Gracias al incremento de la remuneración, las hermanas Álvarez pudieron elevar el pellizco que ya se embolsan como consejeras de El Corte Inglés. Alrededor de 8,5 millones de euros van a parar a sus bolsillos, mientras que Dimas Gimeno y su entorno percibien otros 3,5 millones. Economía Digital no ha podido confirmar la fecha del pago.

Tanto Gimeno como las Álvarez, elevarán sus ingresos frente al ejercicio anterior. En el ejercicio 2016/2017, la remuneración de El Corte Inglés a los accionistas alcanzó los 50 millones de euros. La porción correspondiente a IASA fue de 11,05 millones de euros.

De este modo, la patrimonial repartió 9,5 millones de euros en dividendos a ambas ramas de la familia. Gimeno y su entorno obtuvieron 2,94 millones de euros, una cifra ya superior a los 1,89 millones de 2016.

IASA, uno de los grandes conflictos entre Gimeno y las Álvarez

Fuentes inmersas en el conflicto señalan que la distribución accionarial de IASA es uno de los grandes puntos de las divergencias mantenidas entre el sobrino de Isidoro Álvarez y sus primas. Al controlar sólo el 31% de la compañía, el expresidente de El Corte Inglés no tiene capacidad de decisión en la patrimonial y, por ello, no puede influir accionarialmente en los grandes almacenes, pues su participación es indirecta.

Para remediarlo, Gimeno y su madre reclaman desde hace años la separación de su porcentaje para poseer directamente una porción de El Corte Inglés, que debería rondar el 6,8%. Sin embargo, las hermanas Álvarez rechazan frontalmente la petición. 

Mientras, los últimos grandes acuerdos de la firma fueron judicializados. El pasado 5 de diciembre se señaló la vista contra las herederas de Isidoro Álvarez por presuntamente haberse condenado una deuda de 7 millones de euros. El magistrado decidió absolverlas. Un segundo juez desestimó otra demanda por la modificación del deudor de un préstamo de 4,2 millones concedido por la sociedad: en lugar de figurar ellas como personas físicas tratan de que el pasivo quede en manos de la sociedad MJCM Inmobiliaria SL, controlada por ambas.

Sí se espera sentencia de un tercer procedimiento por una vista celebrada el pasado 21 de marzo por la reducción de capital de IASA con la que las herederas de Isidoro obtuvieron 140 millones de euros en efectivo junto con otros activos. Los dos hermanos del empresario denuncian que se trató de una operación hecha a las espaldas del resto de accionistas de la sociedad.

Existen conversaciones extrajudiciales entre Gimeno y las Álvarez, pero las posiciones están alejadas

Pero entre la tormenta judicial, el contacto nunca desapareció del todo. Los equipos legales de ambos frentes mantuvieron reuniones en los últimos meses con tal de soslayar el enfrentamiento. Gimeno puso sobre la mesa la retirada de la ofensiva a cambio de la vieja aspiración de poder segregar las participaciones de IASA, explicaron fuentes judiciales a Economía Digital el pasado mes de marzo.

Lo cierto es que las posturas están alejadas. Mientras las hermanas Álvarez tratan de arreglar la tensión con dinero --menos del que pide su primo--, Gimeno pide tener participación directa en El Corte Inglés. La demanda, que le daría voto en la junta de los grandes almacenes y le permitiría deshacerse del paquete accionarial en caso de estar interesado, no fue de momento escuchada por Marta y Cristina, que sacan pecho tras las recientes victorias en los tribunales.

Hemeroteca

El Corte Inglés
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad