La planta china de Cementos Molins recibe su primer encargo

stop

La compañía suministrará el prefabricado de hormigón para construir una fábrica de la zona

12 de mayo de 2014 (10:14 CET)

La recién estrenada planta china de Cementos Molins ya ha recibido su primer encargo. La fábrica, situada en Linyi y que cuenta con 50.000 metros cuadrados ampliables a otros 20.000, suministrará el prefabricado de hormigón para construir una factoría en la zona.

La compañía catalana con sede en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), ha invertido más de cuatro millones de euros en la construcción de una planta con la que quiere consolidar su presencia en el gigante asiático. La cementera ya cuenta con otra planta en Bangladesh.

Sobre el terreno, Cementos Molins trabaja como Precon Group Building Materials, de cuya sociedad controla el 80% y el 20% restante recae en manos de Precon España, informa Expansión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad