La propia Generalitat pone en jaque la adjudicación de ATLL

stop

CONCESIÓN DE 50 AÑOS

Desalinizadora de El Prat del Llobregat (Barcelona), propiedad de Aigües Ter Llobregat

02 de enero de 2013 (21:19 CET)

La gestión de Acciona frente a Aigües Ter Llobregat (ATLL) podría tener los días contados. Tan sólo una semana después de firmarse, la misma administración que le adjudicó la compañía pública duda de la limpieza de la operación.

El órgano de mediación que depende del departamento de Presidencia, el Òrgan Administratiu de Recursos Contractuals de Catalunya (OARCC), ha afirmado este miércoles que la oferta del consorcio liderado por la compañía con sede en Madrid se tiene que excluir del concurso.

Pliego de condiciones

En la resolución que ha hecho pública, a la que ha tenido acceso Economía Digital, afirma que la proposición vulnera “los principios de igualdad y transparencia” de la ley de contratos del sector público y la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Señala que no cumple con los requisitos del pliego de condiciones fijado por el departamento de Territori i Sostenibilitat, entonces encabezada por Lluís Recoder (CiU).

Calendario de obras

El OARCC estima que la consejería incluyó una serie de mejoras en las infraestructuras de ATLL para los próximos 10 años necesarias para quedarse con la gestión de la empresa pública.

Señala que se trata de un precepto “de carácter imperativo”, por lo que si las ofertas no cumplían con el calendario de obras deberían ser “excluidas del procedimiento licitatorio”.

Y eso es, precisamente, lo que pasó con la proposición de Acciona.

Puntuación

Pero el departamento de Recoder decidió asignar cero puntos a este apartado en lugar de dejarlo fuera del concurso. Una medida que ha defendido junto a Acciona ante el órgano de mediación de la Generalitat.

Los técnicos de Presidencia han desestimado su petición.

Inversión

La contundencia de la resolución deja pendiente de un hilo la adjudicación, aunque el OARCC sólo puede pronunciarse sobre la idoneidad del concurso. Es el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) el responsable de impugnar el proceso, y esto puede ser cosa de semanas.

Fuentes del mercado aseguran que será, a todas luces, el próximo movimiento que dé el rival de Acciona, Aguas de Barcelona (Agbar). Que ha dado varios pasos para judicializar una adjudicación que considera injusta.

Primer revés al nuevo Govern

Esta decisión también pone en peligro el cierre del ejercicio 2012 de la Generalitat y supone el primer revés al nuevo Govern. Si finalmente se invalida la adjudicación, el Ejecutivo tendrá que restituir 1.000 millones de euros del capítulo de gasto ordinario y reembolsar 300 millones de euros al consorcio liderado por Acciona.

Una situación que le alejaría del límite de déficit del 1,5% obligado por el Ejecutivo central y la Unión Europea.

Oposición de ERC

Dependería, entonces, de la rapidez de la consejería liderada ya por Santi Vila (CiU) en adjudicar de nuevo la gestión de ATLL al único ofertante que queda (Agbar) o abrir otro concurso. Aunque con esta última medida, la segunda adjudicación de la empresa quedaría dentro de los presupuestos de 2013.

También se debe tener en cuenta que el socio del Ejecutivo catalán en esta legislatura, ERC, se ha opuesto en todo momento a esta privatización. El cabeza de lista de los republicanos por Girona, Roger Torrent, denunció que se estaba mercadeando con el agua de los ríos Ter y Llobregat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad