La reforma financiera desploma el beneficio de Caixabank un 84% hasta marzo

stop

La entidad catalana que preside Isidro Fainé gana 48 millones durante el primer trimestre tras provisionar 2.436 millones de euros

El consejero delegado de Caixabank, Juan María Nin, y el presidente de la entidad, Isidro Fainé

19 de abril de 2012 (08:39 CET)

CaixaBank ha cerrado el primer trimestre del año con unas ganancias que ascienden a 48 millones de euros, un 84% menos que en el mismo periodo de 2011, tras provisionar 2.436 millones atendiendo a las exigencias de saneamiento de la reforma financiera aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros y otros han alcanzado los 960 millones hasta marzo, según ha comunicado la entidad que preside Isidro Fainé. El core capital de Caixabank se ha situado en el 12,4% y el nivel de liquidez ha ascendido hasta los 29.436 millones, el 10,6% de los activos totales.

La morosidad de la entidad catalana ha crecido hasta el 5,25%, frente al 4,9% de hace un año, aunque todavía está por debajo de la media del sector (8,16% en febrero). En el primer trimestre, el volumen total del negocio de Caixabank ha ascendido hasta los 429.509 millones ( 0,5%), como consecuencia del crecimiento sostenido de los recursos de clientes y una ligera reducción de los créditos.

El margen de intereses continúa la senda positiva iniciada en la segunda mitad de 2011 y asciende a 883 millones de euros, el 10,2% más que en el mismo periodo del año anterior.

Exposición al 'ladrillo'


La cartera de inmuebles que soporta CaixaBank supone 1.574 millones de euros netos, con una cobertura del 36%. El suelo representa un 17%, con una cobertura del 59%. La exposición al sector promotor asciende a 21.708 millones, con una reducción en el primer trimestre de este año de 730 millones, el 3,3% menos, y representa en torno a un 12% sobre el total del crédito a los clientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad